La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, apuntó ayer a ciudadanos ‘peruanos, paraguayos y bolivianos‘ por el aumento del narcotráfico en la Argentina y ratificó que el Gobierno avanzará en el endurecimiento de los controles relacionados con el ingreso de extranjeros con antecedentes penales y los eventuales mecanismos de expulsión. 


Para la funcionaria nacional, el ‘33 por ciento‘ de los presos por narcotráfico, entre otros delitos federales, procede de esos países latinoamericanos, tras lo cual destacó la necesidad de ‘ordenar nuestras relaciones con Paraguay, con Bolivia y con Perú‘. 


Bullrich comentó que quienes provienen de ‘los países productores de algún estupefaciente la relación aumenta enormemente‘. La ministra puntualizó que ‘en los lugares en los que hay lucha territorial por el dominio de la droga, el número de homicidios aumenta absolutamente por encima de la media de homicidios que tiene la comunidad‘. 


El lunes, Bullrich mantuvo una reunión con su par de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, para avanzar en la reforma de la Ley de Migraciones, que ya despertó duras críticas de
la oposición. ‘Toda persona que tenga antecedentes, sobre todo de delitos federales como trata o narcotráfico o delitos que tengan pena privativa de la libertad, no va a poder entrar‘, confirmó ayer la ministra. Añadió que la idea es que ‘todo extranjero que cometió un delito en la Argentina tendrá un trámite rápido de expulsión‘. ‘Es decir, lo que va a hacer el sistema es generar una relación de confianza: cuando una persona tiene que pedir una residencia temporal y/o permanente -la que no es turista- tendrá que venir con un certificado de antecedentes‘, explicó. 

 

La funcionaria puntualizó que ‘si en ese certificado hay antecedentes‘ que la Argentina considere graves, ‘no se lo va a recibir‘. Cuando se le inquirió sobre las versiones que indican que los ciudadanos colombianos con antecedentes penales logran borrar esos informes en su ingreso al país, Bullrich sostuvo que ‘no‘ es esa la visión de las autoridades argentinas a este respecto. ‘Nosotros en este momento estamos teniendo una relación de intercambio con Colombia; tenemos muchas personas en Interpol que tienen pedido de captura y otras personas con antecedentes‘, señaló.