El ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, admitió haber pagado coimas por 4 millones de dólares a dos funcionarios en el Fútbol Para Todos.

 

"Nosotros pagamos sobornos a esos dos señores por US$ 4 millones de dólares", respondió cuando la fiscalía de Estados Unidos le preguntó por el rol de dos ex funcionarios, Pablo Paladino y Jorge Delhon, consignaron los periodistas Alejandro Casar González y Rafael Mathus Ruiz en el diario La Nación.

 

"El primero fue coordinador del programa que estatizó las transmisiones deportivas entre agosto de 2009 y diciembre del año pasado, y aliado político de Aníbal Fernández. El segundo es abogado, y fue contratado por la Jefatura de Gabinete en 2012", detalló el medio.

 

Burzaco se declaró culpable en 2015. Ante las primeras preguntas del fiscal, el empresario argentino (que estuvo prófugo de la Justicia en Bolzano, Italia, apenas estalló el FIFAgate) no dudó en decir que "Julio Humberto Grondona sabía todo" y relató que el ex presidente de la AFA estaba al tanto de cómo se distribuía el dinero destinado a los sobornos.

 

También incriminó a los tres dirigentes que hasta ahora no admitieron su culpabilidad y que se sientan en el banquillo de los acusados: el peruano Manuel Burga, el brasileño José María Marín y el paraguayo Juan Ángel Napout, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).