El acuerdo de intercambio de información tributaria (IGA) que se firmará en los próximos días con Estados Unidos prevé la inclusión de beneficiarios de sociedades inscriptas en el país del Norte y de personas físicas que, al no tener declaradas esas cuentas en la Argentina, serán investigadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Así lo admitió ayer una alta fuente del organismo recaudador que aseguró que en el intercambio de información tributaria 'se reciben los datos de todos, incluso de quienes integran las sociedades'. 'Muchos contribuyentes con algún tipo de irregularidad seguramente van a rectificar sus declaraciones juradas. A priori, estimamos que los argentinos tienen U$S 100.000 millones en cuentas estadounidenses', añadió la fuente. Sobre ese total, y en función de las actuaciones que corresponden hacer cuando se detectan maniobras evasivas o elusivas, se estima que por este concepto habría un 'piso recaudatorio de U$S 1.000 millones anuales'. 'Se abrirá un nuevo abanico de intercambio de información con EEUU', explicó.