Después de la fuerte tormenta que azotó el Mendoza ayer por la tarde quedaron más de 200 casas anegadas, según el primer informe de Defensa Civil, en los departamentos Maipú, Guaymallén, Las Heras, Luján, Godoy Cruz, San Carlos y San Martín. La mayoría de las viviendas tiene daños en los techos. También se registraron caídas de árboles.

 

“Ha habido muchos daños y solo materiales, sin lamentar la pérdida de vidas humanas ni personas lesionada. Los daños materiales se concentran en la rotura de techos, de tejas, anegamiento de viviendas, roturas de cañerías, de vidrios. Hicimos un relevamiento en la zona más vulnerable y teníamos cuantiosa cantidad de viviendas. Ahora hacemos una revaloración para la asistencia. Son mucho más de 50 viviendas, aproximadamente 130, 140 viviendas con daños, muchas de ellas inclusive no han sido reportadas pero las llamadas son aproximadamente 130", explicó a LV10 el director de Defensa Civil, Roberto Munives.

 

 

“La tormenta fue un fenómeno extraordinario, la cantidad de milímetros caídos en poco tiempo sumado a la piedra hizo de que varios de los drenajes colapsaron, concretamente el del Acceso Sur siendo las 20 aproximadamente ya tenía una altura de un metro de agua acumulada, por debajo del puente de Adolfo Calle. Están haciendo obras en este momento allí, posiblemente haya influido de alguna manera esta acumulación de agua porque se hacen obras importantes ahí. También es cierto que los drenajes en ese lugar ante una lluvia normal habían funcionado bien. Cerca de las 21:30 el drenaje estaba evacuando bien y sobre las 22 no quedaba agua acumulada", añadió el funcionario. 

 

Y agregó que “hay alrededor de 3 mil viviendas afectadas. Evacuaron a 50 personas, aproximadamente,  a las 5 había 45 personas, 30 chicos y 15 adultos que están relacionados con esos menores. Están en el Polideportivo Nicolino Loche”. Además, en Dorrego hay alrededor de 1400 usuarios sin servicio eléctrico, informaron desde el EPRE. 

 

 

En total, se observaron 117 células de tormenta en Mendoza desde la tarde de ayer hasta la madrugada de hoy.

 

Fuente: Los Andes