El saludo de Macri. Esta fue la primera vez que familiares de víctimas y sobrevivientes del atentado viajaron de Israel a Argentina para reunirse con un presidente argentino. El encuentro fue en la Quinta de Olivos.

 

El gobierno de Israel y los familiares de las víctimas del atentado a la embajada de ese país en Buenos Aires, del cual se cumplió un cuarto de siglo, reiteraron ayer el reclamo de justicia y el esclarecimiento de ese hecho con la detención de sus ejecutores, y volvieron a culpar a Irán por ese ataque que mató a 29 personas, de las cuales fueron identificadas 22. 


La vicepresidenta Gabriela Michetti dijo que desde el gobierno de Mauricio Macri ‘trabajamos denodadamente para que la justicia y la verdad estén sobre la mesa‘, y anunció que senadores oficialistas y opositores firmaron una resolución para levantar el secreto sobre la documentación de la Comisión Legislativa Bicameral para el seguimiento de la investigación de los atentados a la embajada y la AMIA. La iniciativa deberá pasar por comisión y luego ser tratada en el recinto del Senado para que pueda ponerse en vigencia. 


En un clima de recogimiento y cordialidad pese a los reclamos y sin la tensión de varios de los actos realizados en los gobiernos kirchneristas, se efectuó ayer la tradicional ceremonia conmemorativa en la Plaza de la Memoria, en el barrio porteño de Retiro, donde estuvo emplazada la embajada hasta el 17 de marzo de 1992 a las 14.50, cuando se produjo el estallido atribuido al grupo terrorista islámico Hezbollah. En tanto, el presidente Macri recibió por la mañana en Olivos a sobrevivientes, familiares del ataque y autoridades de Israel, ante quienes manifestó su apoyo al avance de la causa -por la que no hay detenidos- y admitió: ‘Finalmente comprendimos que no fue un atentado a la comunidad judía, sino contra todos los argentinos‘. 


A las 14.50 se realizó el toque de sirena simbólico que dio inicio al acto, el cual prosiguió con una oración de un rabino, la colocación de ofrendas florales y discursos de representantes del gobierno de Israel, sobrevivientes, familiares de víctimas y la vicepresidenta Michetti. El director general de la Cancillería israelí, Yuval Rotem, calificó al ataque a la embajada como un momento ‘definitorio‘ y acusó: ‘Irán era quien estaba detrás del criminal atentado. Irán lo propulsó, Irán lo planificó, Irán mediante su brazo ejecutor Hezbollah fue quien lo perpetró‘.

‘Israel y cada uno de nosotros esperamos que se completen los procedimientos solicitados en la Argentina, no sólo por nosotros sino por el mundo entero‘, aseveró Rotem.