La Corte Suprema de Justicia desestimó, por unanimidad, los recursos presentados por el cura Julio César Grassi, convalidando una decisión del máximo tribunal bonaerense.
 

De esta manera, quedó firme la sentencia dictada por el Tribunal en lo Criminal N°1 de Morón, que había condenado a Grassi de 15 años de prisión por abuso sexual de menores, con el agravante de que era sacerdote y encargado de la educación y guarda de las víctimas.
 

 

El sacerdote está actualmente alojado en la Unidad Penitenciaria Nro. 41 de Campana, Provincia de Buenos Aires. La decisión de la Corte fue desestimar tanto los recursos presentados por la defensa como los presentados por la querella.
 

Juan Pablo Gallego, uno de los abogados querellantes, resaltó que la condena "no puede ser revisada" y que Grassi "no puede apelar a otra instancia". También pidió que el sacerdote sea "expulsado de la Iglesia" y "reducido a laico".
 

"Dijimos que Grassi provocaba un daño enorme, una institución que no debía integrar. Esperemos que la Iglesia tome la medida en las próximas horas", Sentenció Gallego en diálogo con TN.

 

Fuente: Infobae