El Ministerio de Salud de la Nación informó este sábado 22 de enero que, en las últimas 24 horas, se registraron 142 muertes y 98.146 nuevos contagios de coronavirus. De esta manera, el total de casos desde el comienzo de la pandemia ascendió a 7.792.652, mientras que los fallecimientos suman 119.103.

De ayer a hoy se realizaron 151.569 testeos. Como resultado, la tasa de positividad registrada es del 64,75%. A la fecha, se registran 922.863 casos positivos activos en todo el país y 6.750.686 recuperados.

Por otro lado, del total de muertes reportadas hoy, 79 son hombres y 63 mujeres. Nuevamente, las provincias de Buenos Aires (32) y Córdoba (30) fueron las que más decesos notificaron. Le siguieron la Ciudad de Buenos Aires (16) y Chaco (14).

De acuerdo al parte epidemiológico, de momento, en Argentina hay 2.558 personas con coronavirus internadas en terapia intensiva. El porcentaje de ocupación de camas a nivel nacional es del 47,8% y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) del 46,5%.

De los 98.146 contagios reportados hoy, más de la mitad se concentran en PBA (40.262 casos) y CABA (14.467). Entre ambas jurisdicciones acumularon 54.729 casos, cifra que representa el 55,76% del total.

Para el resto del país, los números fueron los siguientes: Catamarca 907 contagios, Chaco 1.767, Chubut 875, Corrientes 349, Córdoba 9.178, Entre Ríos 1.625, Formosa 1.726, Jujuy 2.445, La Pampa 662, Rioja 382, Mendoza 3.241, Misiones 448, Neuquén 1.008, Río Negro 735, Salta 1.072, San Juan 5.289, San Luis 1.503, Santa Cruz 350, Santa Fe 6.869, Santiago del Estero 638, Tierra del Fuego 255 y Tucumán 2.093.

En medio de la tercera ola extendida a partir de la llegada de la cepa Ómicron, la cartera sanitaria estableció una actualización para la confirmación de casos de COVID-19 por criterio clínico y epidemiológico. Tras una nueva reunión (la tercera de este mes) entre la ministra Carla Vizzotti y sus pares provinciales, se resolvió clasificar como caso confirmado toda persona que reúna al menos uno de los criterios epidemiológicos y uno de los criterios clínicos establecidos.

Así, toda persona que haya tenido contacto estrecho con un caso confirmado en los últimos 10 días; o que haya participado de un evento o espacio social/laboral en el cual se haya producido al menos 3 casos confirmados (brote); o que resida en una zona con muy alta incidencia (superior a 500 casos cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días) y que presente dos o más síntomas (fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, vómitos/diarrea/dolor de cabeza/dolor muscular) o pérdida repentina del gusto/olfato, se considerará caso confirmado de esta enfermedad.

La cantidad de casos superó los 120.000 contagios diarios esta semana y los centros de testeo están colapsados. Además, faltan insumos para hisopados. En este contexto, desde el Gobierno vienen impulsando medidas orientadas a relajar las medidas para aquellas personas que están vacunadas con esquemas completos -dos dosis- y con refuerzo, y buscan que no todos aquellos que tengan síntomas tengan que testearse.

Para disminuir la tensión en los centros de testeos, ya había definido a comienzos de enero modificar las exigencias del Estado a los ciudadanos. En concreto, se había determinado que no se hisope más a contactos estrechos, presentaran o no síntomas.

Además, en la última convocatoria del Consejo Federal de Salud (COFESA), hace 10 días, Vizzotti había modificado los criterios de cumplimiento del aislamiento de los contactos estrechos de casos confirmados de COVID-19 según su estado de vacunación. Recomendó, entonces, que los contactos estrechos que tengan aplicada la tercera dosis desde hace más de 14 días y no presenten síntomas, queden eximidos del aislamiento obligatorio.

Ahora el Gobierno dio un paso más en el relajamiento de las mediciones, enmarcado en un momento de la pandemia que la propia ministra consideró días atrás como parte de un “proceso” hacia una etapa endémica “por la cantidad de personas que desarrollan inmunidad por el virus”.

De acuerdo a la última actualización del Monitor Público de Vacunación, el total de inoculaciones aplicadas es, hasta esta mañana, de 84.614.437, de las cuales 39.280.883 corresponden a primera dosis, 34.441.043 a segunda, 2.991.267 a adicionales y 7.901.244 a refuerzos, mientras que las vacunas distribuidas llegan a 95.809.681 y las donadas a 5.083.000.

Desde el ministerio de Salud, además, dejaron trascender que impulsarán acciones junto a las provincias para avanzar con mayor ímpetu en la vacunación de niños y adolescentes ante el inminente inicio de las clases y con el propósito de evitar tomar medidas restrictivas que impidan la presencialidad.