El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó que la tarifa promedio para volar dentro de la Argentina “bajó un 20%” a lo largo del último año y medio. “Hoy volar en la Argentina es más barato”, dijo el funcionario, quien de todas maneras descartó que vayan a suprimir el piso que hoy rige para las tarifas aéreas, tal como vienen reclamando las aerolíneas “low cost” que piden pista para volar en la Argentina.
 

“Es correcto el actual piso de la banda tarifaria”, dijo Dietrich, durante una conferencia de prensa en el quinto piso del Palacio de Hacienda que compartió con el titular de Aerolíneas, Mario Dell’Acqua, así como con el titular de la Agencia de Aviación Civil (ANAC), Juan Pedro Irigoin. De todas formas, Dietrich señaló que se trata de una tarifa cuyo piso “está congelado” desde hace un año y medio, motivo por el cual ya se depreció en pesos más de un 35% por efecto de la inflación acumulada.
 

De todas maneras, la decisión del Gobierno también le pone un límite a las ambiciones de expansión de las denominadas aerolíneas “low cost” dentro del país. Meses atrás, Dietrich ya había advertido que no habilitaría una “competencia salvaje” contra Aerolíneas.
 

El titular de Flybondi, Julian Cook, manifestó por ejemplo su intención de rematar a 10 pesos los asientos que le queden libres dentro de un vuelo. Eso hoy no es posible, por el esquema de tarifas: está desregulado para los aumentos, pero tiene un piso que por ley no puede ser perforado.
 

Para este segundo semestre deberían comenzar a operar nuevas rutas regulares al menos tres aerolíneas: American Jet, Alas del Sur y la propia Andes, las cuales están autorizadas desde abril. Las otras dos aerolíneas que se presentaron a la audiencia pública de febrero, Avian/Avianca y Flybondi, recién fueron autorizadas entre mayo y junio, por lo cual el plazo para iniciar sus operaciones comenzó a correr más tarde.
 

Tarifas por empresa:
 

Hoy la tarifa más barata para ir de Buenos Aires a Córdoba por Aerolíneas ronda los 850 pesos, unos 50 dólares por tramo. Según Cook, ellos podrían cobrar 30 dólares.

Pero no es menos cierto que, mientras Flybondi recién presentó papeles para matricular un único avión que estaría disponible entre septiembre y noviembre, las que hoy ofrecen asientos para volar dentro del país son apenas tres empresas.
 

Aerolíneas y Austral, en conjunto, captan hoy 77% del mercado de cabotaje, según la también estatal Empresa de Navegación Aérea (EANA). Le siguen LAN, con poco menos del 20%, y Andes, con casi 4%.
 

Dell’Acqua, titular de Aerolíneas y Austral, aseguró que durante el primer semestre del año transportaron 6,2 millones de pasajeros, 13% por arriba del mismo período de 2016. Y que para estas vacaciones de invierno habrá 24% más de oferta de asientos que hace un año. “Le prometí al ministro (Dietrich) que este año íbamos a llegar a 12,5 millones de pasajeros, de modo que vamos bien”, dijo.