Pegadito a Biden. El fuerte mensaje anti Estados Unidos del mandatario argentino resonó fuerte en la Cumbre. El presidente norteamericano, Joe Biden, siguió el discurso a pasitos de Alberto Fernández.

En su rol de presidente pro témpore de la Celac y ante la ausencia de su par de México, Manuel López Obrador, Alberto Fernández se convirtió ayer en la voz de Latinoamérica en defensa de los países excluidos en la Cumbre de las Américas, pidió reestructurar la OEA y reclamó por 'los legítimos derechos' de la Argentina sobre las Islas Malvinas. También apuntó contra la gestión de Donald Trump por facilitar, en su momento, que el expresidente argentino, Mauricio Macri, endeudara al país con el FMI.

'Lamento hoy que en la Cumbre de las Américas no hayamos podido estar presentes todos los que debíamos estar', a la vez que alertó a su colega de Estados Unidos, Joe Biden, que 'es momento de abrirse de modo fraterno' para 'favorecer intereses comunes' porque la administración que lo precedió desplegó 'una política inmensamente dañina para nuestra región'.

'El silencio de los ausentes nos interpela', dijo el jefe de Estado en un discurso pronunciado en su carácter de presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), donde afirmó que 'ser país anfitrión no otorga la capacidad de imponer un derecho de admisión'.

Con esas frases, Fernández aludió a la decisión de Estados Unidos de no invitar a la reunión a las delegaciones de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

En esa línea, se dirigió al jefe de Estado norteamericano y dijo: 'Los años previos a su llegada al Gobierno de los Estados Unidos de América, estuvieron signados por una política inmensamente dañina para nuestra región. En ese contexto, destacó que la intervención del gobierno de Donald Trump ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) 'fue decisiva para facilitar un endeudamiento insostenible en favor de un gobierno argentino en decadencia', en alusión a la gestión del expresidente Mauricio Macri.

'Lo hizo con el solo propósito de impedir lo que acabó siendo el triunfo electoral de nuestra fuerza política', destacó el Presidente y afirmó que 'por tamaña indecencia sufre hoy todo el pueblo argentino'.

En su larga lista de reclamos, Alberto pidió "reestructurar" la Organización de Estados Americanos (OEA) "removiendo de inmediato a quienes la conducen", en referencia al secretario general de ese organismo, Luis Almagro, si es que ese cuerpo, dijo, "quiere ser respetado y volver a ser la plataforma política regional para la cual fue creada".

Fernández también postuló que la Banca de Desarrollo Regional "sin más demoras tiene que volver en su gobernanza a América latina y el Caribe". "Es hora de que esas políticas cambien y los daños se reparen", dijo y consideró que "se ha utilizado a la OEA como un gendarme que facilitó un golpe de Estado en Bolivia" en 2019 contra el entonces presidente Evo Morales.

Fernández también planteó que "se han apropiado de la conducción del Banco Interamericano de Desarrollo que históricamente estuvo en manos latinoamericanas", en referencia a la presidencia de ese organismo a cargo del estadounidense Mauricio Claver-Carone.

Sobre la soberanía de las islas Malvinas, Alberto afirmó que 'Argentina es un país pacífico. Seguimos reclamando por las vías diplomáticas los legítimos derechos que nos caben sobre nuestras Islas Malvinas. Seguimos confiando en el diálogo´.

Por último, Fernández llamó a "construir urgente escenarios de negociación que le pongan fin a la catástrofe bélica" en Ucrania, al advertir que la invasión de Rusia sobre ese país "impacta de lleno sobre nosotros".

  • La inversión de Google para la región

En la agenda paralela a la Cumbre, el presidente Alberto Fernández mantuvo ayer al mediodía de Los Ángeles una reunión con el CEO de Google, Sundar Pichai, quien le anunció un compromiso de inversión de la compañía de 1.200 millones de dólares para impulsar la transformación digital en América Latina.

Durante el encuentro, que se llevó a cabo en la sala de reuniones del Hotel Intercontinental, el directivo de la firma tecnológica informó a Fernández acerca del compromiso de la empresa para impulsar la transformación digital en América Latina a través de un plan de cinco años, que requerirá una inversión de 1.200 millones de dólares, 'de la cual una parte se está planificando canalizar en Argentina'.

La inversión en el país es 'para fortalecer conectividad, nube y plataformas tecnológicas para pequeñas y medianas empresas', y también se mencionaron 'planes regionales', aunque no se especificó el monto destinado a la Argentina.

Como parte de la medida, Google se encuentra desarrollando un cable submarino internacional llamado Firmina, que unirá desde 2023 la costa Este de EEUU con la localidad de Las Toninas, en el Partido de La Costa, en la provincia de Buenos Aires. El compromiso buscará apuntalar la recuperación económica en la región luego de la crisis que generó la pandemia por el covid-19.

Biden, invitado

El presidente Alberto Fernández invitó ayer a su par estadounidense, Joe Biden, a participar del próximo encuentro plenario de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Alberto asiste a la Cumbre de las Américas en Los Ángeles en calidad de titular pro témpore de la Celac.