Buenos Aires, 17 de febrero.- "Estados Unidos no tiene por qué presentar disculpas a la Argentina por la carga de un avión militar estadounidense decomisada en Buenos Aires, y espera resolver el asunto lo antes posible", declaró hoy en rueda prensa el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

El vocero de la Casa Blanca igual dijo que "continuarán dialogando con Argentina y trabajando lo mejor que podamos para resolver este caso". Crowley recordó que "tenemos una larga historia de estrecha cooperación con Argentina, así que seguimos sorprendidos y preocupados por la reacción" de las autoridades argentinas.

El jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, había tildado de "poco afortunadas" las declaraciones de responsables estadounidenses que pidieron la devolución del material incautado a bordo del avión de carga, entre ellas el jefe de la diplomacia para América Latina, Arturo Valenzuela. Por eso, Fernández solicitó que Estados Unidos pidiera "disculpas".

"Hemos mantenido conversaciones directas con altos responsables argentinos, y quizás tengamos otras más acerca de esta situación. Hemos mandado una nota (diplomática) y hemos recibido una de Argentina", conntinuó Crowley durante la rueda de prensa.

No obstante, el portavoz de Washington apuntó que "no comprenden por qué la Argentina decidió hacer un caso federal de esto" y enviar la investigación a la Justicia.

Ya el lunes el canciller Héctor Timerman ya le había reclamado al gobierno de Estados Unidos una "explicación por los hechos". Pero la respuesta que el Gobierno argentino esperada no llegó hasta ahora.