Al exterior. Muchos argentinos planifican su vida pensando en viajar a Estados Unidos en busca de posibilidades laborales o en busca de distracción.


Estados Unidos, objetivo de muchos argentinos que buscan trasladarse a otros países, le exige a la mayoría de los solicitantes de visas que proporcionen información sobre su uso de las redes sociales "para proteger a la nación de la entrada de terroristas extranjeros", confirmó ayer una fuente del Departamento de Estado.


La Embajada de EEUU en Argentina es una de las que tiene más demanda de visas para turistas en el mundo: sólo en 2018 se procesaron unas 350.000 visas, el segundo mejor récord en Argentina luego de las 370.000 que se otorgaron en 2017. Según datos oficiales, la mayoría de los argentinos inician el trámite con el objetivo de viajar a Miami, Orlando y Nueva York.


La mayoría de los solicitantes de visa, aun los visitantes temporales, deben incluir sus identificadores de redes sociales en un menú desplegable junto con otra información personal desde el viernes pasado, detalló la fuente del Departamento de Estado norteamericano.


Los solicitantes tendrán la opción de decir que no usan las redes sociales si ese es el caso, pero si mienten podría enfrentar "graves consecuencias de inmigración".


Por ahora, el menú desplegable sólo incluye los principales sitios web de redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter), pero la fuente dijo que los solicitantes pronto podrán enumerar todos los sitios que usan, según la agencia de noticias Europa Press.


"Este es un paso crítico para establecer una mejor selección de los ciudadanos extranjeros que buscan ingresar a EEUU. Como hemos visto, las redes sociales pueden ser un foro importante para detectar actividad terrorista y esta será una herramienta vital para que obtengan beneficios de inmigración y pongan pie en territorio estadounidense", añadió el portavoz.


El esquema inmigratorio de EEUU prevé visas de inmigrantes y no inmigrantes. Los turistas figuran en el grupo de no inmigrante y deben elegir la B (Visa de Visitante). La visa tipo B1/B2 incluye a los no inmigrantes que viajan por turismo o negocios.


Los identificadores de redes sociales se incorporarán en una revisión de verificación de antecedentes contra listas de seguimiento generadas por el gobierno estadounidense. En el futuro, también se requerirá que los solicitantes presenten información más extensa sobre su historial de viajes. La política se deriva de una orden ejecutiva de marzo de 2017 emitida por el presidente Donald Trump con la intención de poner en práctica el "escrutinio extremo".


El Departamento de Estado (la cancillería estadounidense) publicó su intención de implementar la política en marzo de 2018. La orden ejecutiva de Trump se titula: "Proteger a la nación de la entrada de terroristas extranjeros".


La anterior administración, presidida por el demócrata Barack Obama, recibió fuertes críticas en 2015 después de que Tashfeen Malik ayudara a su esposo Syed Farook, nacido en Estados Unidos, a matar a 14 personas en un tiroteo en 2015 en San Bernardino, California. Malik había declarado simpatías terroristas en las comunicaciones de las redes sociales antes de que se le concediera una visa de los Estados Unidos.


Chilenos
En América latina, sólo los ciudadanos con pasaporte chileno pueden ingresar a Estados Unidos por turismo sin necesidad de tramitar una visa. Si se tiene un pasaporte de cualquier otro país, se debe pasar por el consulado más cercano.

 

Las modalidades más usuales


El esquema inmigratorio de Estados Unidos prevé visas de inmigrantes y no inmigrantes. Dentro de cada grupo existen visas que permiten desarrollar actividades comerciales. Hoy en día una de las visas más usuales proviene de un tratado de comercio entre Argentina y EEUU denominada E-2, la cual permite la radicación de su titular, cónyuge e hijos menores de 21 años solteros, siempre que acredite una inversión sustancial en un emprendimiento y se establezca como gerenciador del negocio.


Además, existen visas profesionales, de habilidades extraordinarias, o la posibilidad de obtener la residencia permanente por medio de la conocida green card a través del programa de inversión EB-5. Los jóvenes suelen recurrir a una visa denominada H1-B que posibilita tomar un trabajo a plazo fijo, renovable, y tras el paso de algunos años, puede llegar a obtener la residencia.


Hay varios programas de becas de estudio, como las becas Fulbright; también programas para pasar cortas estadías realizando trabajos estacionales, como lo son los programas Work&Travel. Asimismo se puede ir a estudiar a una universidad estadounidense con una visa F1.


Otra de las visas es la denominada L1; transferencia de personal intraempresario. Es comúnmente utilizada por las compañías multinacionales, ya que está pensada para trasladar a ejecutivos por un período de tiempo determinado para realizar operaciones en el otro país.