La segunda carta de Sergio Massa intimando al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que actualice el piso del Impuesto a las Ganancias en la cuarta categoría -que afecta directamente a los salarios- tuvo eco finalmente ayer en el Gobierno en un fallo a medida de lo que planteó el presidente de la Cámara de Diputados: Confirmaron que hoy, el Presidente anunciará la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para que menos trabajadores paguen este gravamen y además, se excluirá del tributo no solo al medio aguinaldo que se paga a mitad de año si no también el de diciembre.

Actualmente pagan Ganancias los salarios a partir de los $225.000.

En el anuncio, que se realizará en acto previsto para las 11,30 en Casa Rosada, estarán presentes el ministro de Economía, Martín Guzmán; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el cosecretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer.

Fuentes del Palacio de Hacienda señalaron a Télam que el proyecto de decreto que se está impulsando para actualizar el tope a partir del que se tributa el impuesto a las Ganancias de las personas humanas "comprende la actualización de la deducción especial en los dos tramos previstos en la ley original de acuerdo a las proyecciones actualizadas de salarios y, además, la exención de la primera y segunda cuota del sueldo anual complementario, para ese universo de contribuyentes, dado que la medida entrará en vigencia en el mes de junio".

Este último punto había trabado las negociaciones ya que Guzmán se resistía a incluir el medio aguinaldo del pago de Ganancias, algo por lo que también batallaba la CGT y los gremios de los denominados 'gordos' cuyos trabajadores ostentan los salarios y son los primeros en ser alcanzados por el impuesto.

Así, con un decreto a pedir de Massa y compañía, el presidente Alberto Fernández buscará cerrar otro frente interno contra el ministro de Economía que ya no solo tiene que sortear los apremios de la Vicepresidenta, Cristina Fernández, junto al kirchnerismo duro, si no también la presión interna del tercer socio de peso dentro de la alianza gobernante, es decir, el presidente del Frente Renovador.

Massa, a pesar que insiste en enviar señales de unidad a sus socios, comenzó a jugar su propio partido dentro de la interna del Frente de Todos para no quedar atrapado en un cono de sombras que le resto poder de fuego en la carrera hacia las elecciones de 2023.

'El salario no es ganancia'. Repitió el titular de la Cámara Baja en la segunda carta que envió a Guzmán.

En la primera que mandó el 13 de mayo sostenía que el mínimo no imponible de $ 225.937 había quedado atrasado ante la evolución de la inflación y la presión sobre los salarios y en medio de una negociación paritaria que va en alza que dejaría a más trabajadores a tiro del impuesto.

En la nueva carta dirigida a Guzmán fechada el 24 de mayo, enviada con copia al Presidente, Massa reclamó al ministro que "efectivice la delegación de facultades que este Congreso efectuó y proceda a incrementar" el piso de Ganancias, para llevarlo de los 225.000 pesos actuales a 265.000 pesos, con el objetivo de que los aumentos de las paritarias sindicales no terminen siendo contraproducentes para los trabajadores que pasan a tributar el gravamen. Al respecto, indicó que en febrero la cantidad de trabajadores y jubilados alcanzados por el tributo era de 742.964 y que en abril se había elevado a 847.878, con un 14% de incremento en dos meses.

Nacido en 1973

Si bien el impuesto a las Ganancias existe en la Argentina desde 1932, es a partir de 1973 que se instituyó la denominada "cuarta categoría", que se calcula exclusivamente sobre la renta del trabajo personal, a diferencia de las otras tres, que abarcan inmuebles, acciones, intereses, etc.