Marcelo Figueras, periodista, novelista, amigo y biógrafo de Carlos "Indio" Solari, estuvo el sábado a la noche en el escenario donde se realizó el recital en Olavarría. Desde su lugar pudo ver lo mismo que el cantante en el momento que se frenó el show y vivió en carne propia la preocupación del entorno del artista antes, durante y luego de la noche de la tragedia. En esta nota, sus frases más importantes en el reportaje que le brindó a radio Del Plata.

 

 

"Viví el recital sufriendo mucho. Estando a un costado del escenario, yo veía esa montonera que el Indio vio y lo llevó a parar inmediatamente el recital. Había un grupo grande de chicos en un sector pegado al escenario que parecían muy tambaleantes, con un movimiento muy vacilante, medio imparable. Armaban un remolino que no paraba. Y el temor era que alguno de ellos se fuera desplomando y lo pisen los otros. Se sufrió mucho todo. Se paró. Se esperó que sacaran a los que parecían caerse. Pero durante todo el concierto seguimos mirando ese sector, temiendo que volviese a pasar.

 

Cuando terminamos con esto, apenas llegamos al hotel, empiezo a leer las cosas que circulaban en las redes sobre la cantidad de muertos, sobre un chico de 5 años, sobre un chico de 14. Ahí me quise morir yo. No lo podía creer. Y después empiezo a darme cuenta de que todo lo dicho no era así. Y más significativo aún: que las dos víctimas fatales no tenían nada que ver con ese sector que tanto nos preocupó a nosotros durante el concierto.


Uno de los muertos, aparentemente, es por un problema de adicción. Y el otro por una trombosis que, aparentemente, es una causa de muerte relativamente natura. Si a estas dos personas les pasaba lo mismo una hora y media después, estarían lejos del predio.

 

Yo no quiero hablar en nombre del Indio. El Indio está con una tristeza atroz por la muerte de estas dos personas, por más que hayan muerto por causas que no echarían las clases de sombras que quieren echarle a él encima. Pero no dejan de ser dos personas muertas y eso es una tragedia en sí misma.

 

No creo en una conspiración a la House of Cards. Yo tenía el temor desde antes y el Indio lo intuía también. Por eso estuvimos hablando con la gente para que tuviese cuidado. Había una especie de caldo que se estaba armando como para tratar de explotar cualquier cosa que pudiese llegar a pasar.

 

Fuente: Infobae