Acompañado por el ministro del Interior Rogelio Frigerio y José Cano, responsable del Plan Belgrano, el presidente Mauricio Macri se reunió esta mañana con docentes y funcionarios de la escuela N° 99 Provincia de Río Negro, de la localidad de Monteagudo, ubicada a 95 kilómetros de la capital tucumana. Del encuentro también participaron el gobernador tucumano Juan Manzur y Domingo Amaya, secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación. 



Según contaron quienes estuvieron presentes en la reunión, el presidente se comprometió a evaluar obras para prevenir inundaciones en La Madrid. 



Macri llegó a la provincia procedente de Termas de Río Hondo, su primera escala en la recorrida que planeó por las zonas más afectadas por las inundaciones que castigaron el norte del país. 



Ya en Monteagudo, el mandatario se reunió junto a docentes y funcionarios provinciales y nacionales en la escuela Río Negro. Entre los asistentes a la ronda de mates estuvieron el obispo de Concepción, José María Rossi, Frigerio, Cano, Amaya y Manzur. 



En un breve contacto con la prensa, el ministro del Interior destacó que el Gobierno quiere llevarle tranquilidad a las víctimas de las inundaciones. "Ellos deben saber que va a haber un Estado que va a prever que esto no vuelva a ocurrir. Estamos conteniendo a los evacuados. Está llegando la ayuda de la Nación y estamos trabajando con funcionarios de la provincia", sostuvo Frigerio, que reconocóademás que la etapa de la reconstrucción será difícil, pero "vamos a restituir las cloacas, la energía eléctrica y los caminos".



Al ser consultado sobre sí se podrían haber previsto las consecuencias de los desbordes de los ríos después del temporal, el funcionario apuntó contra la "herencia". "No sólo aca hay problemas sino también en la mitad de la Argentina. El calentamento global hace que esto sea más recurrente y dramático, pero todo esto es una suma de la decidia y la falta de control del Estado. Hay que cambiar, eso es lo que está proponiendo el presidente y aquí tambien hay que hacerlo. Los vecinos nos dijeron que no se habían hecho el mantenimiento de los canales, que estaban sucios. Cada uno debe hacerse cargo de su responsabilidad. Se sabía que iban a venir", continuó Frigerio. 



Sobre la ayuda que enviará la Nación a la provincia, el titular del Ministerio del Interior prometió que "con las obras vamos a tratar de mitigar los riesgos. Creamos un comité de crisis, que no existía en Argentina, y desde el minuto cero estamos organizados para amortiguar el drama que viven muchos argentinos. No miramos las camisetas de los gobiernos circunstanciales de cada lugar. Las ayudas no van a los gobernantes sino a la gente que las necesita", concluyó. 

 

 

Fuente: La Gaceta