Una foto ícono. Para reforzar su mensaje, el Presidente publicó una vieja foto que muestra a un maestro japonés dictando clases a un grupo de niños a la intemperie en Hiroshima tras la devastadora masacre de la bomba atómica. 

 

El presidente Mauricio Macri advirtió ayer que ‘para que un país pueda levantarse la escuela nunca debe parar‘, en un elíptico mensaje hacia los docentes que realizan huelgas en el país en demanda de la apertura de paritarias nacionales para el sector y que tiene en la Provincia de Buenos Aires la puja más dura.


Macri hizo esta referencia en el marco del conflicto con los gremios docentes, en especial los bonaerenses, que realizaron varios días de paro desde principios de marzo, en reclamo de aumento salarial, y el martes y miércoles próximo harán la ‘Marcha Federal Docente‘ a la Plaza de Mayo.


A través de las redes sociales, Macri publicó este duro mensaje para los docentes acompañado con una antigua foto, donde se observa a un grupo de chicos y a su maestro, en una clase al aire libre, en medio de la ciudad japonesa de Hiroshima, destruida por la explosión de la bomba atómica en 1945.


Macri señaló que esa foto le ‘llamó mucho la atención‘ porque se veía a niños ‘de 7 y 8 años toman una clase al aire libre en medio de una ciudad completamente en ruinas‘. En su mensaje, el Presidente resaltó: ‘En la foto se ve que los chicos continuaron estudiando en una escuela sin paredes, sentados en pupitres rotos, cajones de carbón y mandarinas rodeados de su ciudad pulverizada. Dos meses después de la bomba, de pie, al frente de todos ellos volvió a estar el maestro. Dando clases como todos los días, como si nada hubiese cambiado, aunque los chicos no tuvieran ni libros ni cuadernos y muchos de ellos, tampoco padres‘. 


‘Por dos años Hiroshima estuvo en ruinas, sin escuelas, pero durante ese tiempo sus alumnos nunca dejaron de asistir a clases y los maestros nunca dejaron de estar al frente de ellos‘, remarcó Macri, quien reiteró su advertencia: ‘Para que un país pueda levantarse la escuela nunca debe parar‘.


El jefe de Estado detalló que la foto ‘fue tomada en Hiroshima meses después de la explosión atómica que arrasó el 90% de los edificios, fábricas, calles, plazas y casas de esa ciudad y dejó más de 150.000 personas muertas’.


Sin dudas, quiso comparar la loable tarea de los docentes durante la peor tragedia que vivió Japón con la postura intransigente de los gremios docentes argentinos -en especial los bonaerenses- que se niegan a discutir sus demandas con los niños dentro de las aulas. Es el único distrito que, de los diez días hábiles, sólo tuvo una jornada de actividad plena en las aulas. Allí el gremio más combativo es Suteba, dirigido por el kircherista Roberto Baradel.


En medio de esta pelea sin fin, el viernes la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, redobló la apuesta: pidió al Ministerio de Trabajo que analice si corresponde quitarle la personería jurídica a los gremios docentes que no acataron la conciliación y dividió algunas aguas entre los docentes con su oferta de premiar el presentismo con 1.000 pesos y descontar los días de paro. La realidad es que no todos los maestros hoy están de acuerdo con seguir la pelea por el salario con los chicos sin clases y que, por eso, cada día hay menos aulas vacías ya que, además, los descuentos se van a hacer sentir en el bolsillo. Al respecto, en Buenos Aires hubo notorios desmembramientos sindicales. Hasta el mismo Roberto Baradel, convertido por el Gobierno en un ícono dedicado a tensar la situación, tuvo que decir que ‘se están analizando diferentes posibilidades‘ para continuar con la protesta ‘que pueden excluir el paro o alternarlos‘. 

Sadop ratifica el paro

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) que conduce Mario Almirón, ratificó el paro nacional de 48 horas para el martes y miércoles próximos en todas las modalidades del sistema educativo, desde el nivel inicial hasta el superior universitario, ante ‘la negativa del gobierno a convocar a la paritaria federal‘.

 


Michetti pide rever ir a votar a mitad del mandato


La vicepresidenta Gabriela Michetti se refirió ayer a la posibilidad de rever el período en que se realizan las elecciones legislativas y sugirió que ‘lo mas efectivo sería, en vez de alargar la presidencia a seis años, por lo menos durante un tiempo evitar la elección de medio término‘, al argumentar que ‘de esta forma por lo menos hay tres años para gestionar sin tener que estar compitiendo‘.


En una entrevista grabada para radio Nacional, Michetti señaló que en el país hay elecciones de medio término que dificultan las posibilidades de ‘construir‘ proyectos legislativos.


‘El Poder Legislativo va a tener que jugar un rol medianamente institucional, porque si seguimos con esta lógica de que cada vez que tenemos elecciones se empieza a hacer un lío terrible, que ni siquiera hay sesiones, que si hay una sesión hay que romper todo‘, se dificulta poder ‘construir‘. Asimismo, Michetti indicó que actualmente hay un clima político electoral que tiñe los diferentes espacios legislativos y de gestión. ‘Yo la verdad no sé qué es lo mejor, uno a veces piensa que es mejor seis (años), después cuatro, porque seis por ahí, si tenés una presidencia que no es muy efectiva, son demasiados años‘. Por lo que sugirió que ‘lo más efectivo sería, en vez de alargar la presidencia a seis años, por lo menos durante un tiempo evitar la elección de medio término‘.