San Juan, 6 de enero.-Durante 2010 murieron en Argentina 7.659 personas en accidentes de tránsito. Aunque la cifra disminuyó respecto a años anteriores, los números aún son, cuanto menos, preocupantes. En promedio, durante el año pasado murieron 21 personas por día y 638 cada mes. Un dato curioso dentro de la estadística que el 44% de los fallecidos son peatones.

Si bien el número descendió, todavía es alarmante. Las cifras año a año marcaron un retroceso: "8.104 en 2007, 8.205 en 2008, 7.875 en 2009 y 7.659 en 2010". Según Axel Dell \'Olio, responsable de relaciones institucionales de Luchemos por la Vida, "es exigua la diferencia que hay en un número tan amplio, por algo que se puede evitar".

En el ranking de fallecidos en las rutas, Buenos Aires se puso a la cabeza con 2.856. En segundo lugar se ubicó, lejos, Santa Fe, con 653. El triste podio se completó con Córdoba con 541 víctimas fatales.

La marca superior de Buenos Aires es, según Dell \'Olio, "histórica". "Ya hace muchísimos años que se da que aproximadamente el 30% de la cantidad total de muertos del país se da en la provincia", señaló. Quizás por esto mismo, las víctimas en Tierra del Fuego fueron sólo 29.

El representante de la entidad consideró que el número de fallecidos en la región metropolitana tiene que ver con la distribución geográfica de la población. "El 25% de la población está dentro de Buenos Aires. Y si sumamos Santa Fe, Córdoba y Mendoza vamos a tener más del 60%, que coincide con la misma cantidad de muertos en las rutas argentinas", afirmó.

Respecto a los siniestros, "las causas se repiten". Dell \'Olio mencionó en primer lugar a "la velocidad". Después ubicó al "consumo de alcohol" y en tercer puesto situó el "no usar cinturón de seguridad o casco". Después, señaló a la "fatiga, el uso de celular y otras circunstancias".

El verano y el comienzo de las vacaciones supone siempre un aumento de operativos viales. Los resultados históricos no convencieron a la asociación civil: "Los controles se hacen siempre en los mismos lugares. Me encantaría que no se hagan nada más que en la ruta 2 cuando empieza la temporada, que estén también en la ruta 11, que es angosta, doble mano y sin banquina. Me parece que la República Argentina no es la ruta 2, tiene una extensión enorme de rutas y los controles no se tienen que centrar en 15 metros o en 100 kilómetros de Capital hacia Mar del Plata".

Ausencia de controles, violación de las leyes de tránsito, caminos en mal estado y hasta cuestiones netamente culturales completan el mapa que lleva a fatales consecuencias en las rutas argentinas. Los expertos abogan por la implementación en los colegios de la educación vial. Hasta tanto suceda y se den cambios estructurales, precaución y respeto por la vida propia y ajena parecen ser las únicas soluciones.

Fuente: Ambito.com