En la mañana de este viernes, justo en el inicio del fin de semana XXL, las autoridades de frontera informaron que por intensas nevadas en alta montaña se cierra el paso Cristo Redentor, que une Mendoza con Chile. Se estima que hay unos 5 kilómetros de fila de vehículos del lado argentino. 

"Se comunica a los usuarios del Sistema Integrado Cristo Redentor que, por decisión de ambas coordinaciones, a contar de las 11 horas del día de hoy 7 de octubre, se cierra el túnel por suspensión de tránsito para todo tipo de vehículos por este corredor internacional", explicaron en un comunicado oficial.

Y agregaron: "El corredor internacional, Sistema Integrado Cristo Redentor, permanecerá cerrado de manera preventiva para todo tipo de vehículos, con cortes en Uspallata (Argentina) y en Guardia Vieja (Chile) a partir de las 9".

Ya el jueves la tensión en el cruce comenzó a crecer desde primera hora de la mañana, porque hubo un colapso en la atención, a pesar de que ya funcionan los controles integrados que, en teoría, deberían agilizar los trámites. 

Según reportó el Jefe del Centro de Fronteras y Coordinador del Paso Internacional, Justo José Bascolo, ingresaron a Chile 3.300 personas con una demora promedio de 3 horas y salieron 3.700 con una promedio de espera en Chile de 7 horas.

Las imágenes difundidas fueron las de una larga caravana de vehículos que comenzó a sentir el impacto de la medida. La fila de automóviles empezaba a la altura de Punta de Vacas, en el lado argentino. Unos 8 kilómetros de vehículos que avanzaron muy lentamente.

Fuente: El Sol