El jueves por la tarde, un llamado al 911 alertó a las autoridades sobre el hallazgo del cuerpo de una mujer. Según revelaron, el cadáver se halló en el interior del cauce de agua de la planta potabilizadora de Maipú, en Mendoza, y corresponde a María Teresa Díaz, una sanjuanina que se radicó en la vecina provincia vecina cuando tenía 20 años, quien era intensamente buscada desde el domingo.

Ante el llamado, dos agentes se acercaron hasta el lugar y constataron que un cuerpo femenino se encontraba sumergido en el canal San Martín, en la toma de Lunlunta. El personal policial informó a las autoridades pertinentes que se trataba de una mujer mayor y que su cuerpo estaba atascado contra una reja.

La mujer fue identificada como María Teresa Díaz (70), quien presentaba un pedido de paradero desde el pasado domingo. De acuerdo con el informe presentado por el personal de Policía Científica, el cuerpo presenta indicios de sumersión y arrastre, pero no posee lesiones óseas.

Quién era María Teresa Díaz

El hecho se encuentra en manos de la Oficina Fiscal 10 de Comisaría 10° y se ha caratulado como “averiguación causales de muerte”. El Ministerio de Seguridad expresó sus condolencias a la familia de la fallecida y señaló que se llevarán a cabo las investigaciones necesarias para esclarecer las circunstancias de este trágico suceso.

Según se indicó, la denuncia sobre la desaparición de Díaz fue presentada el pasado domingo 3 de diciembre, cuando fue vista por última vez en la esquina de Maipú y Montecaseros, en la Ciudad de Mendoza. La mujer vivía con su pareja de 90 años y padecía depresión.

Su desaparición se produjo durante la tarde, cuando logró escaparse de una de las personas que la cuidaba. Sus familiares indicaron que la mujer tenía muchos altos y bajos depresivos, por lo que se investiga la posibilidad de que su muerte sea consecuencia de un suicidio.