Mientras que el dólar mayorista era negociado ayer a $363,60, en simultáneo llegaron a pactarse operaciones entre privados con fecha 11 de diciembre (el lunes posterior a la asunción presidencial de Javier Milei) en 500 pesos por dólar en el Mercado Abierto Electrónico (MAE).

De esta manera, el mercado ayer buscaba anticiparse a la devaluación esperada en la era libertaria. Operaciones marginales se realizaron ayer entre privados a valores hasta 37,5% superiores al cierre del día, pero a la vez 30,6% inferiores a la cotización de $650 con que se venía especulando en los últimos días.

Ayer, el mercado encontró otra manera para intentar anticiparse a lo que es un secreto a voces: la nueva devaluación oficial del peso que se cristalizaría apenas asuma Milei. Así, comenzó a pactar, aunque de modo marginal, valores para el dólar entre 24% y 37,5% superiores a los $363,60 por unidad que marcó al cierre el mayorista vendedor ($0,70 por arriba del cierre del martes pasado).

Se trata de algunas pocas operaciones que se acordaron desde $450 a $500 por dólar, precios que -a su vez- son entre 23% y 30,6% inferiores a la cotización de $650 con la que se especuló fuerte en los últimos días, luego de un informe de una casa bursátil perteneciente a Ramiro Marra (dirigente muy allegado a Milei), en el que se planteó la posibilidad de una devaluación en dos etapas para tratar de reducir su previsible impacto en precios.

Los operadores y analistas cambiarios advierten que sería un error considerar a estas operaciones como una señal sobre el futuro nivel que tendrá el dólar oficial desde la semana que viene, una variable que vuelve a estar muy atrasada pese a la devaluación del 22% dispuesta por la administración de Alberto Fernández tras la derrota en las elecciones primarias

"Es puramente un negocio de tasa de interés", explica Nicolás Merino, de ABC Mercado de Cambios.

Las transacciones se cursaron por el MAE y se registraron operaciones por U$S 9 millones a liquidarse el próximo lunes. Fueron negocios concertados "entre privados", sin intervención del Banco Central, y en los que "alguno se animó a ofrecer dólar a $750, aunque no encontró nadie que le convalide ese valor", explicó otro operador.

El monto total operado a ese plazo supone apenas el 3% de los U$S 302 millones operados "de contado" en la jornada, lo que muestra que se trató de negocios "anecdóticos", pero que tomaron valor simbólico al viralizarse el dato por redes sociales.

En el mercado hay quienes sospechan que los que ofrecieron el billete a ese valor podrían manejar algún dato. "Del otro lado encontraron algunos que se necesitan cubrir y no tienen los pesos hasta el lunes y agarraron viaje", explican.

"Vemos que son negocios de tasa. Bancos que pagan spot (contado) a $363,6 y venden $475 al lunes. Eso te da una tasa de 23% directo", detalló Merino.

El precio que tendrá el dólar oficial el día después de que Javier Milei asuma la presidencia es la principal incógnita. La certeza de un nuevo salto devaluatorio está determinada por la calamitosa posición de reservas que dejará la administración Fernández y la imperiosa necesidad de ir reconstruyendo esa tenencia para no correr el riego de recaer en default. La incógnita se fortaleció luego de que el futuro ministro del Interior, Guillermo Francos, dijera que sería razonable un nivel del entre $600 y $650 para la divisa.

Marcos Lavagna se queda en el Indec

El actual director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Marco Lavagna, continuará al frente del organismo durante la presidencia de Javier Milei, quien asumirá el domingo 10 de diciembre.

"La Oficina del Presidente Electo de la República Argentina comunica que el Sr. Marco Lavagna continuará su gestión al frente del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)", indicó el comunicado. Y añadió que "sus equipos están trabajando en un proyecto que dotará al organismo de autonomía y autarquía para que deje de funcionar bajo la órbita del Ministerio de Economía de la Nación".

"Se establecerá una nueva política de Estado, en la que el Indec será un organismo técnico despolitizado", detallaron.

Lavagna, de 49 años, es hijo del exministro de Economía Roberto Lavagna y en 2019 fue candidato a diputado, compartiendo la lista de Consenso Federal con el legislador porteño de La Libertad Avanza, Ramiro Marra.

El economista pertenece al Frente Renovador y formó parte del equipo de colaboradores del ministro de Economía, Sergio Massa. Estuvo a cargo del Censo 2022.