El domingo a la una del mediodía reinaba el silencio y la tranquilidad en la zona del Parque Urquiza, cerca del puerto y de la costanera. La avenida Laurencena, que en la semana suele estar cargada por su condición de arteria principal en el camino hacia Santa Fe, estaba condimentada por el sol y algún que otro auto aislado.

En apenas unos pocos minutos, la calma se vio alterada por un hecho insólito. Un hombre se bajó de un colectivo en el cruce con la calle Simón Bolívar. Tenía un comportamiento extraño. Deambulaba por el medio del asfalto sin subirse a la vereda. Vio pasar dos o tres autos y no reaccionaba. Por momentos, parecía estar preso de una borrachera.

El hombre encaró por Simón Bolívar cuando decidió regresar a la esquina con la avenida. Así, sin subirse nunca a la vereda, aguardó que llegara un Volskwagen Fox blanco para saltar sobre el capot y protagonizar lo que diversos especialistas catalogan como un acto "carancho", la modalidad de provocar un accidente de tránsito para hacerse pasar luego como víctima y cobrar una remuneración económica por parte del seguro del conductor del automóvil.

Una vez "atropellado", el sujeto cayó tendido en el suelo y permaneció tirado delante del vehículo ante la mirada atónita de los pocos testigos que presenciaban el lugar.

El incidente quedó registrado por cámaras de seguridad de locales de la zona. "Al momento del accidente, nuestro local se encontraba cerrado", le explicó Javier Santana, un empleado del comercio propietario de la cámara que filmó el incidente . "De hecho, nosotros nos enteramos de lo sucedido recién el lunes a la tarde, cuando uno de nuestros clientes nos vino a decir lo que había ocurrido en la puerta de nuestro negocio", agregó.

Una vez enterados del suceso, los dueños del local decidieron revisar el registro de sus cámaras de seguridad. "El martes a las ocho de la mañana vimos todo. No se podía creer. No sabemos lo que pasó. Pero todos coincidimos en que el tipo se tiró encima del auto. De hecho, antes parece que quiso hacer lo mismo con otro vehículo, pero no se animó porque ese auto venía muy rápido", agregó Santana.

A los pocos minutos se acercaron al lugar efectivos policiales. El hombre, que sufrió golpes y raspones leves, fue derivado al cabo de unos minutos al hospital San Martín, acompañado por efectivos de la Comisaría 8ª de Paraná. Asimismo, el conductor del vehículo, cuya identidad fue reservada, todavía no quiso pronunciarse en público. Según la policía local, estaba meditando realizar una denuncia contra el peatón.

Raúl Díaz fue uno de los testigos que se acercaron al lugar de los hechos. Llegó al punto del accidente con su auto cuando circulaba por Bolívar unos segundos después del hecho, por lo que no pudo presenciar el choque.

"Cuando me acerqué al hombre, parecía estar inconsciente. Era como si estuviese desmayado. No hablaba. El hombre que conducía el auto nos decía 'se me tiró encima, se me tiró encima'. Al no haber visto lo que había ocurrido, no entendíamos nada qué pasaba", le dijo Díaz.

"Cuando después vi lo que pasó en las cámaras, parece que el tipo se tiró sobre el auto. No se entiende qué quiso hacer", agregó.

Fuente: Infobae