El fiscal Franco Picardi imputó al ministro de Cultura, Pablo Avelluto, por supuestas irregularidades en las contrataciones para la feria ARCO, realizada en Madrid. El funcionario será investigado por los presuntos delitos de "defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles".

 

Según publicó un matutino porteño, Picardi pidió distintas medidas de prueba, como informes al Ministerio de Cultura y a Aerolíneas Argentinas,entre otras dependencias públicas que aparecen en la denuncia.

 

El fiscal ordenó pedir todas las adjudicaciones realizadas por el Estado para la feria ARCO, valuadas según los denunciantes, los diputados del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade y Liliana azure, en 3 millones de euros. Picardi pedirá, además, la licitación pública 16/16, cuya información no es pública.

 

A esas medidas, que deberá decidir el juez Sebastián Casanello, el fiscal sumó los comprobantes de los gastos que fueron absorbidos por Aerolíneas Argentinas, que el propio ministro dijo que superó el millón de pesos. "Comprende el objeto de la investigación determinar también si funcionarios públicos se habrían interesado en las contrataciones u operaciones vinculadas con feria ARCO", sostuvo el fiscal.

 

Según la denuncia presentada por los diputados nacionales por el FpV-PJ, Rodolfo Tailhade y Liliana Mazure, el ministro ordenó millonarias contrataciones, cuyos valores rondarían los $ 50 millones, que se destinaron a beneficiar a artistas "amigos" o familiares directos de funcionarios y hasta del Presidente, ya que una de las expositoras fue María Calcaterra, sobrina de Mauricio Macri, hija de Ángelo.