El intendente del partido Unidad Vecinal de la ciudad santafesina de San Jorge, Enrique Marucci, propuso ayer cerrar el Congreso y darle ‘garrotazos‘ a quienes cometen delitos, a la vez que puso en tela de juicio la capacidad del sistema democrático para resolver los problemas de seguridad pública.


‘En la Argentina, con la democracia que tenemos, no vamos a solucionar nada, olvídense, porque las leyes están a favor de los delincuentes‘, sostuvo el intendente. Marucci dijo también que ‘si yo fuera Presidente de la Nación cierro el Congreso, cierro las Cámaras y me manejo por mi cuenta‘; y al mismo tiempo solicitó a los poderes legislativos nacional y provincial el dictado de ‘leyes duras‘. El jefe comunal dijo también que ‘uno se cansa de este sistema democrático que tenemos en la Argentina, porque pasaron más de 33 años, no es tan nuevo‘. ‘Hay que volver a lo riguroso, al garrotazo. Garrote, garrote y garrote, es la única solución que tenemos‘, propuso Marucci, quien desde 1999 ocupa la intendencia de San Jorge, una ciudad de 20 mil habitantes ubicada en el departamento San Martín de esta provincia, a 160 kilómetros al noroeste de Rosario. El intendente se quejó de las políticas del gobierno provincial en materia de seguridad pública, ante reiterados robos ocurridos en su localidad. ‘Me llama la atención por qué no baja el ministro de Seguridad a poner la cara en San Jorge, este gobierno deja a los intendentes solos en todos los temas‘, se quejó en otro tramo de la entrevista.