El juez federal de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, sufrió ayer una grave descompensación, por lo que fue internado en terapia intensiva. Previamente, el magistrado había resuelto ampliar la imputación al ex Jefe del Ejército.

 

En su resolución, Herrera Piedrabuena acusó a César Milani del delito de asociación ilícita. De esta forma agravó aún más la situación del militar que -en esa causa- ya está imputado por torturas y privación ilegítima de la libertad. En ese expediente, Milani está detenido por orden del juez Piedrabuena por los secuestros de Pedro Adán Olivera, su hijo Ramón y de Verónica Matta.

 

Este no es el único revés para Milani, ya que en los próximos días se conocerá una nueva imputación por delitos de lesa humanidad por hechos también ocurridos en La Rioja.

 

Como consecuencia de la internación de Herrera Piedrabuena la causa por la que permanece detenido el ex Jefe del Ejército se quedó virtualmente sin juez. Esta situación la deberá resolver en los próximos días la Cámara Federal de Córdoba. El tribunal tendrá que designar al nuevo magistrado que puede ser Hugo Vaca Narvaja, Alejandro Sánchez Freytes o Ricardo Bustos Fierro.

 

La próxima semana vence el plazo para resolver la situación procesal de Milani, pero con la nueva imputación que le hizo el juez Herrera Piedrabuena, el magistrado que sea designado para continuar con la causa deberá tomarle indagatoria por ese nuevo delito, por lo que el plazo de diez días comenzará a correr a partir del día que el militar vuelva a ser indagado.