Mientras el impacto del dólar se sigue sintiendo en los bolsillos argentinos, el Indec anunció ayer que la inflación de agosto fue de 12,4%. Es la más alta desde febrero de 1991, cuando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcó 27%.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), hay una inflación de 124,4%, según la medición interanual. Acumula un alza de 80,2% en los primeros ocho meses del año.

El aumento había sido evaluado por el ministro de Economía, Sergio Massa, como "uno de los peores meses de los últimos 30 años, producto de una imposición del Fondo Monetario Internacional (FMI) que golpea enormemente nuestra economía, como fue la devaluación más el impuesto PAIS". Al asistir ayer a un acto sobre parques industriales, el candidato presidencial oficialista dijo que los programas del FMI terminan siendo "inflacionarios y contractivos".

La división de mayor aumento en el mes fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (15,6%), impulsada por la suba en Carnes y derivados (25,6% en Gran Buenos Aires) y Verduras, tubérculos y legumbres (19,3% en Gran Buenos Aires).

Salud aumentó 15,3%, principalmente por los aumentos en Medicamentos (20,3%). Equipamiento y mantenimiento del hogar subió 14,1%.

La cifra conocida ayer es la más alta en más de 32 años. En febrero de 1991, antes del lanzamiento del plan de convertibilidad, fue de 27%. A su vez, es la primera vez en el año que se alcanza una inflación de dos dígitos. También es la primera vez que se registra un IPC de dos cifras desde abril de 2002 (10,4%), cuando la Argentina dejó atrás la convertibilidad con el dólar en medio de la peor crisis económica de la historia.

La dramática cifra (12,4%) estuvo cercana a las proyecciones de las consultoras privadas, quienes marcaban un piso de 11% para la inflación de agosto y un techo de 13%.

Se trata del primer dato inflacionario luego del impacto de la devaluación del tipo de cambio oficial, el día después de las elecciones primarias (PASO). Ese primer efecto, según estimaciones privadas, también dejaría a septiembre en el terreno de los dos dígitos mensuales.

En abril pasado se había registrado un fuerte pico de 7,4% tras una aceleración de precios que siguió a la crisis cambiaria de la segunda quincena de ese mes.

Los panelistas de FocusEconomics ven los precios al consumidor subiendo 124,5% en promedio en 2023 y subiendo 152% en promedio en 2024.

Los analistas más pesimistas esperan una inflación de entre 150 y 190% para diciembre. La canasta alimentaria en Rosario, se sabía, se había disparado 25,8% en el mes pasado, por la gran aceleración en el precio de verduras, pan y carne, según la Universidad Nacional de Rosario. Hay alimentos que acumulan alzas anuales cercanas al 300%.

Los rubros
Se ubicó igual que el nivel general del IPC de agosto la división Restaurantes y hoteles (12,4%). El resto mostró valores por debajo del IPC del mes: Recreación y cultura (11,6%), Transporte (10,5%), Bienes y servicios varios (9,4%).

Por regiones
El Noreste fue la región con mayor Índice de Precios en agosto: 14,2%. Le siguió el Noroeste, con 13,7%. El resto estuvo por debajo de la inflación general de agosto: Cuyo (12,3%), Gran Buenos Aires (12,3%), Región Pampeana (12,2%) y Patagonia (12,1%).

  • Lamento y críticas de los opositores

"Es el número que resume la tragedia que nos dejan Massa y el kirchnerismo", resumió la candidata presidencial Patricia Bullrich.

La ganadora de la interna de Juntos por el Cambio fue de las primeras en hacerse eco de la cifra conocida ayer, la más alta en 32 años. "Una vergüenza", resumió en un mensaje difundido en sus redes sociales.

En tanto, su compañero de fórmula Luis Petri se preguntó sobre Massa: "¿En serio vamos a creerle que como Presidente va a poder solucionarlo?".

El mendocino consideró, en clave electoral, que "el cambio no es con los que ya están, tampoco es saltando al vacío" sino que es "con orden en la economía". De paso apuntó contra Javier Milei, el candidato libertario que demoraba sus críticas ante el dato.

El candidato a gobernador de Buenos Aires de Juntos por el Cambio Néstor Grindetti consideró "lamentable" la cifra difundida este miércoles. "Y el principal responsable de esto quiere ser presidente", acotó.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, también se mostró sorprendido por el índice de inflación, y analizó que "el dolor de los argentinos es la prueba más concreta del fracaso y engaño del kirchnerismo".

Prometió, en tono de campaña, que con el equipo de Juntos por el Cambio le devolverán "la tranquilidad a las familias para que puedan volver a vivir bien y en paz".

El diputado Diego Santilli criticó el índice de inflación y dijo que el kirchnerismo volvió a "destruir la economía". "Volvieron para ser peores. Pero se van", añadió.