El Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó en septiembre 6,2% y registró una desaceleración de ocho décimas con relación al 7% de agosto, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El Nivel general del IPC acumuló un alza de 66,1% en los primeros nueve meses del año, y en la comparación interanual registró un incremento de 83%, precisó el organismo.

A nivel de las categorías, lideraron el alza mensual los denominados Estacionales (11,7%) 'explicada, en parte, por las subas en Prendas de vestir, Verduras, tubérculos y legumbres, y Frutas' seguidos por el IPC Núcleo (5,5%) y, finalmente, Regulados (4,5%).

En ese sentido, la inflación Núcleo sufrió una significativa desaceleración en relación con agosto cuando había alcanzado el 6,8%; y de julio, período en que llegó al 7,3%.

La núcleo mide los índices de precios al consumidor pero excluyendo a aquellos bienes y servicios que presentan fluctuaciones de carácter temporario, estacional, o que se revierten en el corto plazo. En otras palabras, se excluyen los componentes más volátiles del cálculo del IPC.

Horas antes de conocerse los resultados oficiales de septiembre, el ministro de Economía, Sergio Massa, había anticipado que la inflación volvería 'a bajar sensiblemente', tras resaltar que se planteó 'un camino de recorrido descendente, paulatino, serio, firme, en el que cada una de las metas en términos macroeconómicos permiten plantear un resultado que puede ser positivo'.

En relación con el IPC general de septiembre, la variación de precios más importante correspondió a la división Prendas de vestir y calzado, que mostró en septiembre un alza del 10,6%. A continuación se ubicó Bebidas alcohólicas y tabaco (9,4%), en la que se destacó el incremento en los cigarrillos. También sobresalió el aumento salarial de trabajadores de casas particulares -que impactó en Equipamiento y mantenimiento del hogar (6%)-, así como las subas de las tarifas del transporte público y el arrastre que dejó el aumento de los combustibles a fines de agosto, que impactaron sobre la división Transporte (5,8%).

Por su parte, la suba de Alimentos y bebidas no alcohólicas (6,7%) fue lo que más incidió en todas las regiones, dentro de la que se destacó el aumento de Verduras, tubérculos y legumbres; Aceites, grasas y manteca; y Frutas.

La región del Noreste resultó la de mayor crecimiento en el IPC con el 6,8%, seguida por la Pampeana, con el 6,3%. En tanto, el Noroeste, Cuyo y la Patagonia alcanzaron un incremento del 6,1%, y GBA marcó la menor suba regional, con el 6%.

En lo que va del año, el IPC aumentó 66,1%, con alzas del 90,1% en Prendas de Vestir y Calzado; del 71,9% en Restaurante y hoteles; del 69,5% en Alimentos y Bebidas no alcohólicas; del 68,3% en Equipamiento y mantenimiento del hogar; del 66,5% en Bienes y servicios varios; del 62% en Salud; y del 61,3% en Educación, entre las divisiones con más incrementos.

Lo que más subió

En términos interanuales Prendas de Vestir y Calzado acumuló un alza del 118%; Restaurantes y hoteles del 99%; y Alimentos y bebida 86,6%.

  • Massa: 'Todavía no me conforma' 

El ministro de Economía, Sergio Massa, sostuvo ayer que 'la obsesión del Gobierno es trabajar todos los días para seguir recorriendo mes a mes la escalera descendente' del índice de inflación, que en septiembre fue de 6,2% y reflejó una baja por segundo mes consecutivo. 'La noticia de ayer de inflación marca por segundo mes consecutivo que logramos reducir el índice, pero todavía no me conforma ni mucho menos', el ministro.

Tras ratificar la intención del equipo económico de fortalecer el programa Precios Cuidados como herramienta de búsqueda de acuerdos para ordenar los precios, Massa habló de su interés en 'promover la autarquía del Indec y de la Comisión de Defensa de la Competencia'. 

'La inflación requiere de un camino a recorrer por la Argentina de orden fiscal, superávit comercial, cuidado de las reservas y una tasa de interés que aumente las operaciones en pesos. Nadie mágicamente puede resolver un problema que es estructural', afirmó.