El índice de precios al consumidor (IPC) subió en junio 6%, lo que representó una baja de 1,8 puntos respecto a mayo pasado, cuando la inflación se ubicó en 7,8%, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De todos modos, el nivel de inflación actual se asemeja mucho al que, a mediados del año pasado, se registraba con la corrida cambiaria que desató el portazo de Martín Guzmán y que determinó la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía, en medio de un incendio económico y político.

Durante el primer semestre del año, la inflación minorista fue de 50,7% y de 115,6% en los últimos 12 meses. El 6% de junio marcó el segundo mes de desaceleración de los precios, luego del 8,4% de abril.

Durante el sexto mes del año, el rubro de mayor aumento fue Comunicaciones, con una suba de 10,5%, impulsado por los servicios de telefonía e internet.

También por encima del promedio se ubicó el ítem Salud, con el 8,6%, por los aumentos en medicamentos y en las cuotas de empresas de medicina prepaga; seguido por Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un incremento de 8,1%, por el incremento de la tarifa de electricidad.

En junio, la división Alimentos y bebidas no alcohólicas, con una suba promedio de 4,1%, fue la que registró la menor alza de precios, según los datos oficiales. Otro rubro que venía registrando fuertes aumentos, Calzado e Indumentaria, durante el sexto mes del año marcó un avance de 4,2%, por debajo del nivel general.

Por categorías, los precios de bienes y servicios regulados subieron 7,2%; el IPC Núcleo (que elimina precios estacionales y regulados) marcó un avance de 6,5%; y los productos y servicios estacionales, 1,8%.

La inflación de junio tuvo la baja más marcada del año. La caída es una excelente noticia para el ministro de Economía Sergio Massa, ya que será el último índice que se conozca antes de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), del 13 de agosto.

De esta manera, sólo en los once meses de gestión de Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía, se acumula casi un 100% de inflación.

El mercado espera que este año termine con una inflación por encima del 142%, de acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central.

La inflación interanual de 115,6% es la más elevada desde agosto de 1991. Los analistas privados preveían en sus propios relevamientos un índice en torno al 7%. Sin embargo, la mayoría coincide en que es probable que en julio se vuelva a acelerar por el impacto de precios estacionales vinculados, por ejemplo, con las vacaciones de invierno o con el cambio de temporada de la ropa.

Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, afirmó que el dato que publicó el Indec sorprendió "por lo bajo". En su consultora esperaban un 6,7%. "En concreto, bajó por Alimentos, pero ayudado por verduras y frutas. Los valores estacionales subieron sólo 1,8%. El tema estacional jugó mucho. En mayo, además, había aumentado la electricidad y gas, y el mes pasado sólo se incrementó el gas. Lo mismo con el aumento a los encargados. Eso se moderó en junio. La primera semana de este mes vemos más dinamismo en alimentos y además tenés un efecto por el turismo", afirmó Tiscornia. En la consultora esperan que este mes marqué una aceleración de la inflación por arriba del 7%.

Según el organismo estatal, el azúcar fue el alimento que más aumentó en junio con una suba del 33,9%. Lo siguió la papa con un incremento del 24,7%.

¿Y la carne?
En junio el precio del asado subió un 0,3%, mientras el del cuadril lo hizo un 0,9%. Todo un contraste con lo que ocurría hace tres meses, cuando el asado subía a una velocidad de 7,1% y el cuadril lo hacía a 9,8%, empujando a la canasta alimentaria por encima del 9%.

> El dólar blue sube $9 y cierra en $512

El dólar blue subió ayer $9 hasta cerrar en $512. De ese modo se registró un alza porcentual de 1,79%. El miércoles pasado también había registrado un alza de $5, hasta cerrar en $503. Es decir, que en los dos últimos días subió $14. La divisa estadounidense que cotiza en el mercado informal subió en medio de la incertidumbre por las negociaciones con el Fondo Monetario y en un contexto de falta de reservas, mientras se acerca la fecha de las elecciones primarias (13 de agosto).

En este contexto, especialistas aseguran que será fundamental seguir cualquier novedad en las negociaciones con el FMI, ya que cualquier avance o retroceso puede ser crucial para los mercados.