Yemina Terragni y su hija, Martina, que falleció en 2015 (Facebook)

 

“Ver a mi hijo saludando a su hermana de nuevo, volver a escucharla llamarme "mamucha" no tiene precio. Gracias, gracias, gracias X 1000". Así, Yemila Terragni, agradeció la aparición de la computadora que le habían robado hace cinco días y que ofreció comprar a través de un desesperado mensaje en Facebook. Esa computadora atesoraba fotos y videos de su hija Martina, quien murió a los once años en un accidente de tránsito ocurrido en 2015.

 

Yemina le contó cómo llegó a recuperar la compu. Se la robaron el viernes pasado de su casa, ubicada en Liberato Rosas y Fiorucci de Santa Rosa.

 

“Una mujer, que fue a un lugar donde arreglan computadoras, la consiguió. Se la ofrecieron. La abríó y se dio cuenta que era la mía. Y se comunicó conmigo por Facebook”, dijo.

 

“Fue tanta, tanta, la difusión del pedido, que me llamaron de otras provincias. Se ofrecieron especialistas en informática para rastrear la CPU”, cuenta Yemina.

 

Yemina Terragni y su hija, Martina, que falleció en 2015 (Facebook)

 

“Cuando prendimos la computadora, Joaquín saludaba a su hermana con una sonrisa. Martina está en el fondo de pantalla”, contó la madre. Joaquín tiene hoy un año y medio. Yemina estaba embarazada de cinco meses cuando sufrió el accidente automovilístico en que murió Martina: el próximo 11 de marzo se cumplen dos años.

 

“Siempre a Joaquín le muestro un video que la hermana grabó para él cuando estaba en la panza. Ese estaba en la CPU”, explicó.

 

“Cómo poder agradecer esto que han llevado a niveles de repercusión impensables para nosotros. Una parte de nuestra princesa volvió a casa hoy”, comentó la madre ante la cosulta.

 

“Nos han devuelto su voz. Eso no tiene precio”, afirmó.

 

El mensaje de Yemina y la historia de Martina se viralizó, En su Facebook, la joven madre puso: “Ayer a la noche entraron a robarnos. Como no había absolutamente nada en casa, se llevaron la cpu de la computadora, donde tengo toda la vida de Martina en fotos, los videos donde me dice mamá, los elementos con los que Joaquín conoce a su hermana... Estoy muy dolida”.

 

 

También ofrecía recuperarla: “si alguien sabe que le ofertan una cpu por favor me avisa. Yo la compro”. Ese mensaje se disparó en las redes sociales. La noticia rebotó en los diarios. Y el mensaje dio sus frutos cuando una mujer –-por ahora desconocida-- instaló la compu y vio en su monitor la sonrisa de Martina.

 

Fuente. Clarín