Bienvenida. Una mañana soleada pero fría fue el magnífico escenario para la bienvenida formal que ofrecieron los reyes de Holanda a Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada.

 

En el primer día de su visita de Estado a Holanda, el presidente Mauricio Macri invitó ayer a los empresarios holandeses a aprovechar las oportunidades de inversión en Argentina, en una jornada en la que ambos países sellaron acuerdos.


En un encuentro con empresarios, Macri dijo que estaba en Holanda para contarle a los empresarios locales ‘con humildad, lo que podemos hacer juntos‘. ‘Es mucho lo que podemos hacer, si sus empresas se suman a 
las que ya tenemos en el país, porque el desarrollo será mayor y más rápido‘.


El mandatario argentino intervino en el foro económico, que se celebró en la sede de la antigua Bolsa de Amsterdam, con la presencia de 250 empresarios holandeses y argentinos.


El encuentro con los empresarios, en el que Macri mantuvo una reunión privada con varios directivos de grandes empresas -entre ellas ING, Unilever o Philips-, fue el componente económico de la primera visita de Estado de un presidente argentino a Holanda, en la que el mandatario argentino y su esposa fueron recibidos por los monarcas holandeses.


En ese ámbito, el Gobierno argentino y el Banco de Desarrollo de Holanda (FMO) suscribieron un memorando de intenciones para implementar un programa de financiación de proyectos de infraestructuras y servicios para la gestión de aguas y residuos sólidos en territorio argentino.


‘El monto total estimado del programa ascendería a la suma de 2.000 millones de dólares, de los cuales FMO expresa su intención de estructurar una línea de crédito de hasta 500 millones de dólares de dicha suma‘, señala un documento.


El Gobierno nacional firmó en Amsterdam acuerdos de cooperación técnica con el Ministerio de Infraestructura y Medio Ambiente de Holanda con el objetivo de replicar en la Pampa Húmeda el sistema de diques, canales y reservorios con que cuentan los Países Bajos para evitar o mitigar la inundación de campos productivos.
Así lo informó Pablo Bereciartua, subsecretario de Recursos Hídricos del Ministerio del Interior, que ponderó las posibilidades del convenio alcanzado con las autoridades holandesas para moderar el efecto de abundantes lluvias en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.


Un segundo acuerdo firmado por Interior está destinado a interconectar los trabajos que realizan la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa), que brinda servicio de agua potable a la ciudad y a la provincia de Buenos Aires, y su par holandesa de agua y saneamiento Waternet, para potenciar el servicio que se le provee al área metropolitana.


El trabajo apunta a promover un planeamiento en materia de control y tratamientos de aguas sobre la base de los escenarios que está ofreciendo el cambio climático, que se ve drásticamente modificado a instancias de fuertes tormentas, lluvias y también crecida de los niveles del mar.


Según Bereciartua, el acuerdo firmado con Holanda ‘tiene ocho items‘ sobre cuales trabajar sobre las cuencas hidrográficas de la Pampa Húmeda, entre los que figuran, la ‘adaptación del cambio climático, inundaciones, innovación tecnológica en redes de monitoreo y alarma inteligente‘.


El objetivo propuesto por el Gobierno argentino es nutrirse de la experiencia recolectada por los holandeses que readecuaron una geografía productiva a partir de tierras ganadas al mar y que permanece bajo el nivel del océano, regulado por un aceitada estructura de diques y canales.
 

Recibidos por los reyes

 

Por la mañana, Macri y la primera dama, Juliana Awada, fueron recibidos con honores por los reyes de Holanda, Willem-Alexander y la argentina Máxima Zorreguieta, en la céntrica plaza Dam de Amsterdam, al inicio de su visita de Estado al país europeo, entre gritos de apoyo y de rechazo de manifestantes argentinos. Puntuales, como marcaba el protocolo, el matrimonio presidencial y la pareja de soberanos salieron caminando juntos por una de las puertas principales del Palacio Real, situado en la misma plaza, y se dirigieron a un podio desde donde siguieron la ceremonia. Una veintena de manifestantes de la agrupación H.I.J.O.S. entonó consignas contra el jefe de Estado, tales como ‘Macri: hunger (hambre)‘. Un similar número de argentinos salió al cruce, entonando “Sí, se puede”.