El gobierno nacional busca una salida a la crisis institucional que se desató y que derivó en una renovación parcial del gabinete nacional. Tras la puesta en escena de la jura de los nuevos ministros, con la que intentó mostrar al Frente de Todos unido, desde mañana temprano comenzarán los anuncios que estarán centralizados en la economía y la cuestión sanitaria.

Desde la Casa Rosada intentaron mostrar que el terremoto político que provocó la vicepresidenta Cristina Kirchner quedó atrás y que comenzó la etapa de la reconstrucción. Fue, incluso, el mensaje central que emitió el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur. “Las diferencias están terminadas”, anunció el mandatario tucumano en uso de licencia, que mañana protagonizará su primera conferencia de prensa 8.30.

La carta que la expresidenta presentó el último jueves ahondó la debilidad de origen del mandatario y lo expuso ante los propios, a los que no pudo sostener en sus cargos. Sus intenciones quedaron subordinadas a las de la vicepresidenta y La Cámpora, que ayer estuvo representada por el jefe del bloque de Diputados, Máximo Kirchner; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro –el primero en renunciar públicamente lo que desató la inestabilidad política–; la titular de la Anses, Fernanda Raverta, y Luana Volnovich (PAMI).

“La solución no está en dividirnos, sino en estar más unidos que nunca. Los debates no me asustan, soy presidente del PJ y me preocupa mucho más un movimiento político silenciado, que no discute, antes que un movimiento que reflexione”, dijo el jefe del Estado, que convocó a la militancia a un acto este miércoles en José C. Paz, en lo que será el relanzamiento de la campaña con el objetivo de dar vuelta el resultado de la elección el 14 de noviembre.

Por primera vez desde que asumió, el Presidente utilizó un acto de estas características –les tomó juramento a Manzur, Santiago Cafiero (Canciller), Aníbal Fernández (Seguridad), Julián Domínguez (Agricultura), Daniel Filmus (Ciencia), Jaime Perzyck (Educación) y Juan Ross (secretaría de Comunicación y Prensa)– para dar un discurso de tono político.