En Rafaela. Arboles caídos en la plaza principal de la ciudad santafesina de Rafaela, como consecuencia del temporal.

 

La lluvia y el viento afectaron ayer a Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, desde donde se informó que un muchacho murió al ser alcanzado por un rayo.


Fuentes policiales informaron que un joven de entre 24 y 25 años murió ayer en la localidad cordobesa de Santa María de Punilla, donde fue fulminado por un rayo. Según las fuentes, el joven falleció en forma instantánea, tal como reprodujo la agencia de noticias DyN citando al periódico cordobés La Voz del Interior.


Santa María de Punilla está ubicada a unos 50 kilómetros al noroeste de la capital provincial.


El Servicio Meteorológico había anunciado que el final del año sería agitado en algunas zonas de la provincia de Córdoba por las lluvias y tormentas. Inclusive advirtieron por la posible caída de granizo, aunque los departamentos del sur fueron los más afectados, sin registrarse mayores daños.


En Rafaela, un temporal de lluvia y vientos de hasta 110 kilómetros por hora afectó ayer a la ciudad santafesina, 96 kilómetros al noroeste de la capital provincial, y produjo voladuras de techos, destrozos en viviendas y escuelas, líneas telefónicas sin servicio y anegamiento de calles.


Fuentes de la Secretaría de Protección Civil de Santa Fe informaron que la tormenta se inició alrededor de las 6.30 y dejó sin electricidad al 40 por ciento de la ciudad. Los vientos provocaron la caída de decenas de árboles, algunos de ellos sobre automóviles estacionados, y voladura de carteles de publicidad y antenas de radio.


Una de las zonas más afectadas fue la del colegio Misericordia, en calle Colón, donde la caída de ramas y hojas bloqueó las bocas de tormenta y generó la inundación de la zona. El secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo señaló a DyN que ‘el departamento más afectado es Castellanos‘. Agregó que ‘la ruta provincial continúa cortada como consecuencia de las lluvias de los últimos días. No hay evacuados y la situación tiende a normalizarse‘.


En la ciudad bonaerense de Mar del Plata, el sábado por la tarde se registró una tormenta eléctrica. Según la agencia oficial de noticias Télam, el temporal de lluvia, viento y granizo dejó como saldo numerosos destrozos, como también familias evacuadas.


El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantenía ayer las alertas por tormentas fuertes para regiones del litoral y del centro del país, y elevó a naranja la advertencia para las ciudades de Buenos Aires, Rosario y alrededores, debido a la ola de calor.


Según el SMN, se esperan ‘tormentas fuertes‘ en el centro y norte de Córdoba, sur de Corrientes, Entre Ríos, y centro y norte de Santa Fe. En el caso del litoral y centro del país, el SMN advirtió sobre ‘caída de granizo, abundante caída de agua e intensas ráfagas‘.