‘Estado de demolición’. Imagen comparativa de la Casa Rosada, que tiene algunos sectores que actualmente se encuentran en ‘estado de demolición’, según el Gobierno.

 

El Gobierno Nacional pondrá en marcha en los próximos días un proyecto de recuperación y reconstrucción integral de la sede gubernamental denominado ‘La Casa Rosada del siglo XXI’, destinado a poner en valor el histórico edificio de casi 150 años, que finalizará en 2019 y se realizará en tres etapas, con una inversión de 285 millones de pesos.


‘Luego de muchos años de abandono, vamos a construir la Casa Rosada del siglo XXI, con una mirada hacia el futuro, pensándola para los próximos 100 años: una casa que sea moderna, abierta, saludable para quienes trabajan allí y sustentable’, comentó el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, al informar sobre la iniciativa en un encuentro con periodistas.


El proyecto prevé realizar una huerta agroecológica en la zona de la terraza, donde era el helipuerto, hoy desactivado; trazado integral de instalaciones eléctricas, cañerías, gas natural, entre otros. El área presidencial, y distintos salones del primer piso no se tocarán, ya que fueron acondicionados en el primer año de gestión.


‘Lamentablemente nunca se encaró algo así en forma integral, siempre fueron parches sin criterio, y en función de quienes estaban ocupando la casa. Nosotros nos entendemos como quienes vamos a habitarla y vamos a trabajar acá en estos años, pero con la obligación de dejar algo mejor de lo que encontramos y si no se hace esta inversión en 10 ó 15 años va a dejar de ser habitable’, aseguró De Andreis.


En ese sentido, afirmó que cuando asumió el presidente Mauricio Macri ‘lo que encontramos fue lamentable’ ya que ‘básicamente lo que hizo el gobierno anterior estuvo abocado a lo estético, a pintar durlock, por ahí embellecer algún salón, pero jamás invertir en cuestiones estructurales, en lo que no se ve y me parece que eso es lo que llevó a que esta casa se viera tan deteriorada’.


El secretario explicó que el plan se ejecutará en tres etapas, con una finalización prevista ‘para fines del 2018 o principios del 2019’, con un costo total de 285 millones de pesos.


La primera etapa de los trabajos, con un costo de 45 millones de pesos, comenzará la semana próxima y se extenderá a lo largo de este año, para remodelar la mitad del segundo piso, que es el sector más deteriorado. Estará a cargo de la constructora Adanti Solazzi, quien presentó la oferta más baja en la licitación que se realizó para adjudicar las obras. Allí se van a construir nuevas oficinas y salas de reuniones que van a permitir mejorar los circuitos de trabajo, optimizar los recursos materiales, los espacios y el valor patrimonial de los salones, sobre una superficie de 2.100 metros cuadrados.


La segunda etapa, en tanto, se desarrollará entre el 2017 y el 2018, sobre una superficie de 4.370 metros cuadrados con un presupuesto de 180 millones de pesos, a fin de remodelar el primer subsuelo, implementar nuevos núcleos de sanitarios y ascensores. También se trabajará en la terraza de la Casa Rosada, para construir espacios de recreación, instalación de una huerta agroecológica, y paneles solares e innovaciones que permitan concientización y ahorros energéticos. Además se desarrollará una auditoría de Eficiencia Energética sobre el edificio y sus instalaciones, para conocer el detalle del consumo energético, identificar los principales factores que influyen sobre el mismo y determinar las opciones adecuadas para generar el mayor nivel de ahorro energético.


De Andreis comentó que ‘la huerta será móvil, desarrollada junto a especialistas del programa Prohuerta, dependiente del INTA’, que se instalará en lo que era el helipuerto del edificio, hoy desactivado, y cuya producción ‘va a abastecer al comedor que funciona en la Casa’. ‘Su objetivo principal es simbólico, para promover la instalación de techos y terrazas verdes tanto en los edificios públicos y privados como en las casas y balcones’ manifestó. Finalmente, la tercera etapa se ejecutará entre el 2018 y el 2019, sobre una superficie de 2.700 metros cuadrados, con un presupuesto de alrededor de 60 millones de pesos para realizar la remodelación de oficinas. Télam y DyN

 

El color de la fachada

El secretario General de la Presidencia aclaró que la sede gubernamental no sufrirá modificaciones en los principales salones tales como el Blanco, Eva Perón, Científicos y ni tampoco en el despacho presidencial.
Las obras de la primera etapa que obligará al presidente argentino, Mauricio Macri, a trasladar la mayor parte de su actividad oficial a la residencia de Olivos, comenzarán a partir del 10 de este mes.


El funcionario adelantó que buscarán, entre otras cosas, volver a la fachada del color de pintura original, y en conjunto con el Gobierno de la Ciudad proyectan reabrir al público -de día- la Plaza Colón, correr los monumentos de Juana Azurduy y de Juan de Garay.


En la primera etapa de las obras se irá renovando la iluminación de los salones y espacios de la Casa Rosada para que toda la iluminaria utilizada cuenten con tecnología LED; se contará con una instalación solar térmica que permita abastecer los sanitarios de agua caliente.