El presidente Mauricio Macri relativizó ayer la legitimidad de la marcha convocada en Plaza de Mayo por la CGT y distintos sectores gremiales y sociales en rechazo a despidos y a una eventual reforma laboral, al señalar que es ‘una pérdida de tiempo‘ que ‘no nos lleva a ningún lugar‘. Tras el acto central de la CGT frente a la Casa Rosada, Macri pronunció un breve discurso durante un encuentro con jóvenes que obtuvieron el primer empleo en la empresa privada Accenture, consultora internacional en servicios digitales y tecnología en el que se refirió a la marcha sindical. El Presidente felicitó a unos ‘35 jóvenes que consiguieron su primer trabajo‘ en la mencionada empresa que hace un año había prometido crear ‘700 puestos de empleo y hoy sobrecumplió porque son 1500‘, al tiempo que señaló: ‘Todo esto se potencia si mejoramos la capacidad de comunicarnos entre nosotros, de escuchar al otro, de dialogar, de entender, de buscar soluciones en conjunto‘. En ese marco, Macri dijo que ‘eso va a acelerar este proceso de crecimiento, poner la energía ahí, no poner la energía en movilizarnos a no sé para qué, como hace algunas horas veíamos acá. Eso es una pérdida de tiempo que no nos lleva a ningún lugar‘. 


Macri redobló la apuesta al mostrar la contradicción del diagnóstico hecho por la CGT que anunció que evaluará un paro nacional al señalar que ‘lo que nos lleva a crecer es dialogar, como habíamos hecho con los sindicatos‘.

También reprochó a la CGT que en la mesa de diálogo el año pasado ‘habíamos resuelto el tema de la reparación histórica de los jubilados, una parte del impuesto a las ganancias, problemas en las obras sociales‘ todos reclamos que había planteado la CGT al Gobierno apenas asumió y les reiteró: ‘ése es el camino‘.