‘Confusa’. El fiscal admite que la investigación es ‘confusa‘, pues si Cristina y Parrilli tenían información sobre un ilícito que habría cometido Stiuso, debieron haberlo denunciado.  <

/figcaption>

 

 El fiscal federal Federico Delgado, requirió ayer que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, sean llamados como testigos para explicar a qué se referían al decir que el exespía Antonio Stiuso ‘tiene las carpetas contra jueces y fiscales‘.


El pedido fue realizado como parte del expediente que sustancia el juez Rodolfo Canicoba Corral y que fue iniciado a partir de una extracción de testimonio solicitada por el fiscal Guillermo Marijuán, en una causa a cargo del juez Ariel Lijo.


Marijuan había solicitado que se investigara los diálogos telefónicos entre la exmandataria y Parrilli en los que ella decía que Stiuso tenía carpetas contra ‘jueces y fiscales‘. La escucha se habría producido en el marco del expediente en el cual Parrilli fue procesado por el presunto encubrimiento del entonces prófugo traficante de efedrina Ibar Pérez Corradi, informaron fuentes judiciales.


‘Este tipo (por Stiuso) dice cualquier cosa y ningún juez, ningún fiscal lo llama. El que tiene las carpetas contra los jueces y los fiscales es este hombre‘, dice la expresidenta según la supuesta desgrabación.

La transcripción del presunto diálogo entre la expresidenta y Parrilli comienza con una expresión textual de Cristina que, al parecer, se queja de las cosas que dijo Stiuso en un reportaje publicado por el diario La Nación el 11 de julio de 2016.


‘Estamos a una semana de cumplirse ya 22 años del atentado (contra la AMIA) y este tipo dice que todos los gobiernos sobornaron jueces, ocultaron pruebas‘, se lamenta la exmandataria. ‘Si. Ahí yo lo mandé a hablar a Martín (Mena, ex dos de la AFI) para ver si él tiene llegada para que los fiscales de la causa (AMIA) que tiene ahora llegada, que lo citen‘, es la respuesta de Parrilli según la transcripción.


Luego la expresidenta continúa: ‘Yo quiero iniciar algún tipo de acción, porque el tipo dice que yo lo mandé a matar a (el fiscal, Alberto) Nisman. ¿Cómo puede ser que ningún fiscal lo cite? Tengo que pensar que los carpetazos son los de él‘. Parrilli le responde: ‘él fue el que sobornó, si él estuvo a cargo de toda la investigación‘ del atentado contra la mutual judía. En la entrevista con La Nación, Stiuso había respondido que ‘sí‘ cuando le preguntaron si ‘el gobierno de Cristina‘ mandó a matar a Nisman.


En su requerimiento, Delgado sostuvo que hay dos caminos por tomar: ‘dar por sentado que Cristina Kirchner y Parrilli omitieron denunciar los hechos y, en consecuencia requerir su declaración indagatoria‘ o pedirles que expliquen a que se referían para ‘tratar de conocer que pasó‘. La opción de llamarlos como testigos fue definida por el fiscal como la ‘salida ‘seria‘ y permitiría entender el contenido de una conversación que no es entendible de otra forma porque ‘las transcripciones son pobres‘. ‘Hay que preguntarles más. Además, este paso no tiene ningún efecto posterior. Si se comprueba que son responsables de un hecho la investigación seguirá ese curso y si se comprueba que son víctimas, seguirá otro sendero‘, sostuvo el fiscal. Télam