Juzgados. Además de la expresidenta, serán juzgados en este proceso oral y público los exvicepresidentes del Central, Miguel Pesce y Sebastián Aguilera.

 

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner deberá hacer frente a su primer juicio oral y público como imputada en el marco de una causa que investiga el supuesto perjuicio económico del Estado por presuntas irregularidades en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) durante su mandato.


El juez Claudio Bonadio investiga si mediante la celebración de contratos de dólar futuro el Central pactó vender dicha moneda a 10,65 pesos por unidad, un precio por debajo del establecido en la Bolsa de Nueva York para este tipo de operaciones, que por aquel momento se encontraban en torno a los 14 pesos por unidad.


Según el magistrado, esta política habría ocasionado unas pérdidas a la entidad bancaria entre septiembre de 2015 y junio de 2016 de unos 54.900 millones de pesos (3.400 millones de dólares al cambio actual). Por ese motivo, la exmandataria está acusada de un delito de ‘administración infiel en perjuicio de la administración pública‘ junto al expresidente del Banco Central Alejandro Vanoli, el exministro de Economía Axel Kicillof y otros doce ex altos cargos de su gobierno.


Tras conocerse la elevación a juicio, la expresidenta evitó reaccionar con un extenso documento en las redes sociales, como acostumbra a hacer en este tipo de casos, y se limitó a publicar un irónico emoticón en su cuenta en Twitter junto a una captura de pantalla de un titular de un medio de comunicación y que reza ‘La
Auditoría aprobó las cuentas de la gestión de Cristina‘.


La causa se inició en octubre de 2015 por la denuncia formulada por los entonces legisladores opositores Mario Negri, de la Unión Cívica Radical, que integra el hoy oficialista bloque Cambiemos, y Federico Pinedo, actual presidente provisional del Senado.


El juez federal Claudio Bonadio dio por cerrada la investigación, envió la causa a sorteo y quedó designado para el juicio el Tribunal Oral Federal 1, a cargo de José Michilini, Adrián Grunberg y un tercer miembro subrogante a designarse, de acuerdo con el procedimiento que se realiza en la Cámara Federal de Casación Penal.


En la resolución publicada en la página del Centro de Información Judicial, Bonadio señaló que los escritos de las defensas lograron ‘conmover‘ el estado del proceso y consideró ‘paradójico‘ que ‘quienes debieran ser los más interesados en que este proceso avance‘ y se ‘ponga fin a la situación de incertidumbre‘, son quienes se oponen a la elevación a juicio.


En qué consiste la operatoria

La operatoria de dólar futuro consiste en comprometer una compra virtual de divisas a determinada fecha y a pagar en pesos, mientras que una contraparte se compromete a vender la misma cantidad el mismo día y a tomar los pesos correspondientes. Entre agosto y noviembre de 2015, el Central vendió contratos a ‘dólar futuro‘ para $10,6 y $10,8 por unidad al sector privado para liquidar entre febrero y junio-julio de 2016. El punto es que al momento de la transacción, el precio de mercado de esos contratos (en Nueva York y otras plazas) era entre $14 y $15. El Central vendió en agosto de 2015 contratos a $10,8 a sabiendas que el precio real de mercado era muy superior ($15,6). En febrero de 2016, cuando el contrato venció, el Central debió cancelar cada unidad vendida con $15,8. La operatoria de dólar futuro instrumentada era para desalentar presuntamente la presión sobre el dólar blue.

 

Otras causas

Cristina ya fue indagada en la causa ‘Los Sauces’ y se encuentra procesada también por supuesta asociación ilícita en una causa a cargo del juez Julián Ercolini, que investiga el direccionamiento de las obras públicas en Santa Cruz en favor de las empresas de Lázaro Báez y Cristóbal López.
 

Fuentes: Efe y Télam