Rechazo. La Justicia rechazó ayer el pedido de excarcelación realizado por la defensa de César Milani, quien fue trasladado a una unidad del Servicio Penitenciario riojano, donde permanecerá detenido. 

 

El juez Federal de Primera Instancia de la provincia de La Rioja, Daniel Herrera Piedrabuena, ordenó ayer la ‘detención con prisión preventiva‘ del exjefe del Ejército César Milani en la causa en que se investiga la privación ilegal de la libertad y tormentos‘ contra Ramón y Pedro Olivera y contra Verónica Matta, en una audiencia tras la cual fue trasladado a una unidad del Servicio Penitenciario Provincial.


Pedro Adán Olivera y su hijo Ramón Alfredo fueron secuestrados en marzo de 1977, en La Rioja. El exjefe del Ejército se presentó por la mañana a declarar en la causa que investiga esos secuestros, de los cuales se lo acusa de estar presuntamente involucrado cuando era un joven oficial que estaba destinado en el Batallón 141 de Ingenieros de La Rioja.


Al referirse a los motivos de la detención del extitular del Ejército de la era kirchnerista, la fiscal federal de La Rioja Virginia Miguel Carmona, señaló que ‘son tres hechos de privación ilegítima de la libertad los que vinculan a Milani. La acusación es sólida. Ya en 1984 una víctima mencionó a Milani por esta causa‘. ‘Esta causa debería terminar con un juicio oral y público. Tenemos profusas pruebas sobre el imputado‘, agregó.


Nombrado jefe del Ejército en 2013, Milani ocupó ese cargo en la reciente gestión kirchnerista, que hizo de la defensa de los derechos humanos una de sus banderas. Arrestado por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura que torturó y asesinó a miles de personas, Milani ‘intervino en la privación ilegítima de la libertad y los tormentos aplicados a dos hombres y a una mujer, cuando se desempeñaba como oficial del Batallón de Ingenieros de Construcción 141‘ de La Rioja, según consideró el juez
Milani fue nombrado en 2013, a mediados del segundo mandato de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, cuyo Gobierno -al igual que el de su difunto marido y antecesor, Néstor Kirchner- impulsó la reapertura de los abandonados casos por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. El militar retirado, de 62 años, ha negado su participación en los hechos que le atribuyen las causas judiciales en su contra.


Pedro Olivera fue secuestrado en su casa de La Rioja el 12 de marzo de 1977 y liberado dos días después. Durante el cautiverio en el Instituto de Rehabilitación Social (IRS), sede de un centro clandestino de detención, el preso político fue torturado y presionado para que renunciara o se jubilara de su trabajo en la Municipalidad.


En medio de esa situación, sufrió un accidente cerebro vascular con hemiplejia que le paralizó el sector derecho de su cuerpo. Luego fue abandonado por los represores en la vereda de su domicilio. A los pocos meses murió.


A Ramón Alfredo Olivera lo detuvieron y lo introdujeron en un móvil de la Policía.Ya en en el calabozo, comenzaron los castigos con una goma ancha y pesada para interrogándolo si conocía a otras personas. También le dieron golpes en el estómago y genitales. Más tarde, quedó en libertad. A Ramón se lo acusó de pertenecer a la organización político-militar Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).


En julio de 2014 Verónica Matta declaró ante la justicia federal por su secuestro el 16 de julio de 1976 y también vinculó a Milani con su detención ilegal. Matta tenía 17 años y era delegada en el Colegio Nacional Joaquín V. González de La Rioja, donde conoció a Alberto Ledo, conscripto riojano desaparecido en Tucumán, caso en el que también está implicado Milani.


‘Había una figura que contrastaba con el resto. Era un joven vestido de militar, muy apuesto, carilindo, y que llevaba la voz cantante. Le decía a mi viejo: No se preocupe doctor. Mi papá preguntaba: ¿Pero a dónde la llevan?. No le podemos decir, doctor’, relató.


‘Estoy profundamente conforme con la decisión (de detener a Milani), a pesar del tiempo que ha llevado y las dilaciones que permanentemente Milani planteó‘ dijo Verónica Matta a la agencia de noticias DyN desde su domicilio en Buenos Aires.


Ramón Alfredo Olivera expresó ante la prensa que ‘ha llegado el momento mas esperado gracias a Dios‘ al tomar conocimiento de la medida adoptada por el juez federal Daniel Herrera Piedrabuena. Olivera se mostró emocionado tras la detención de César Milani y resaltó ‘el trabajo de los fiscales’. ‘Milani le hizo daño a mucha gente‘, remarcó.


El juez Piedrabuena ordenó ayer la detención de Milani, considerando que ‘ante la multiplicidad delictiva‘ de los hechos en los que está involucrado, ‘hacen presumir que podría intentar eludir la acción de la Justicia‘, según los fundamentos de la resolución, difundidos ayer.


Además de esta causa, Milani es investigado por su presunta participación en la desaparición del soldado Alberto Ledo, en la provincia de Tucumán (noroeste) en 1976 y por una causa por presunto enriquecimiento ilícito. Fuentes: Agencias