‘Ninguna’. Parrilli (foto) dijo que el presidente Mauricio Macri ‘está atrás de esta maniobra‘. En cuanto a Cristina, ‘no encontré ninguna prueba’, dijo el juez Lijo.

 

El ex jefe de inteligencia kirchnerista Oscar Parrilli fue procesado ayer por encubrimiento agravado, a raíz de no haber activado la búsqueda del narcotraficante prófugo Ibar Pérez Corradi en 2015, y quedó embargado por 100 mil pesos.


El juez federal Ariel Lijo decidió el procesamiento de Parrilli -el primero del exfuncionario- por entender que tuvo conocimiento de que Pérez Corradi estaba en Paraguay y no hizo nada para buscarlo. Según una resolución emitida por el Centro de Información Judicial, Lijo dispuso el procesamiento de Parrilli, por considerar que, en su carácter de titular de la Agencia Federal de Inteligencia, ocultó informes que había producido la Dirección de Contrainteligencia de ese organismo, para colaborar a que Pérez Corradi continuara eludiendo la Justicia.


En su resolución, Lijo indicó que Parrilli ocultó un informe que contenía datos precisos de Pérez Corradi, al no elevarlo al Ministerio Publico Fiscal que perseguían su captura. Los elementos reunidos probaron que Parrilli designó a dos agentes del organismo que dirigía para el cumplimiento de esa medida, quienes el 13 de noviembre de 2015 concluyeron un informe en el que corroboraban la información aportada por un testigo, donde se había identificado a una persona de características similares a las de Pérez Corradi.


El juez estableció que desde el 19 de noviembre de 2015 esos informes se encontraban en condiciones de ser remitidos al Ministerio Público Fiscal, pero no lo hicieron hasta el 21 de enero de 2016. Lo único que faltaba era el OK de Parrilli. El magistrado concluyó que de los cuarenta y cinco códigos de seguridad asignados en noviembre, los únicos dos que no se ordenó su remisión fueron los que contenían datos concretos para dar con Pérez Corradi, acusado de ser el autor material del Triple Crimen de General Rodríguez. El juez rechazó una recusación presentada por Parrilli. En los últimos días, Parrilli se vio sumergido en una polémica por la filtración de las escuchas telefónicas de una conversación suya con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la que hablan sobre las causas contra el exespía Jaime Stiuso. Éstas se grabaron en el marco de la causa dirigida por Lijo, quien ayer también ordenó una denuncia para que se investigue la difusión de esos audios.