Estas son algunas de las anotaciones del chofer de Baratta

 

“El Lic. Baratta vino a mi auto y retiró los bolsos y se los entregó a Daniel Muñoz”, escribió en uno de sus 8 cuadernos Oscar Bernardo Centeno, un remisero elegido para conducir los autos oficiales que se utilizaban para trasladar el dinero de las coimas hasta la Quinta de Olivos o el departamento de los Kirchner.

 

“Fuimos para la Quinta de Olivos, entremos y el Lic. Bajó con Nelson Lazarte a entrevistarse con el Dr. Néstor Kirchner”, continua la narración realizada en puño y letra de Centeno durante los casi 10 años en que se llevó a cabo la recaudación. A partir de sus detallados escritos es que se pudo establecer el traslado de más de U$S 160 millones. “Uno contenía U$S800.000 y en el otro había U$S 700.000”, detalló en ese momento.

 

Gracias a los cuadernos de Centeno, que llegaron a manos de periodistas de La Nación quienes iniciaron la investigación, se descubrió a los implicados, entre ellos, Cristina y Néstor Kirchner durante sus mandatos presidenciales.

 

Los diarios muestran algunas interrupciones. Entre finales del 2010, después de la muerte de Néstor Kirchner, y hasta el 2013, Centeno dejó de escribir “por temor a que me descubran y quede sin trabajo”. Cuando retomó la escritura señaló que pensó “que después del fallecimiento (de Néstor) no se haría más el Valijero. Pero sí, disminuyó la propia frecuencia, con la diferencia de que se recolecta dinero para el ministro De Vido, Baratta y la Sr. Presidenta Cristina F. Kirchner”, detallando también la participación de la expresidente en el movimiento de bolsos.

 

Poco duró este periodo ya que al poco tiempo volvió a abandonar su labor voluntario hasta después de dos años. “Se viene haciendo con las empresas que logran las licitaciones por obras y pagos por servicios prestados al Ministerio de Planificación”, expuso en el 2015 cuando volvió a escribir y señaló además que “algunos de los retiros de dinero los hace el licenciado (Baratta) por dependencia propia y el resto para el ministro Julio de Vido”.

 

Entre fechas, horas, nombres, montos y direcciones reflejadas en 8 cuadernos se concibe uno de los más grandes casos de corrupción política en Argentina. Hasta el momento, en el marco de esta causa, se detuvo a 5 exfuncionarios de Planificación, decenas de empresarios de energía y obras públicas, y se llamó a indagatoria a varios implicados, entre ellos a la expresidente Cristina Kirchner.