Sin candidaturas. Sanz confirmó que no ocupará ningún cargo en el Gabinete nacional ni será candidato.

 

El exsenador radical Ernesto Sanz, aliado al Gobierno nacional, calificó ayer de ‘irracional‘ el paro convocado por la CGT y advirtió que si ‘el modelo de liderazgo sindical‘ lo representan referentes como el sindicalista Roberto Baradel o la dirigente Milagro Sala, en la Argentina ‘hay un problema político de fondo‘.


Sanz, uno de los fundadores de la alianza gobernante Cambiemos, juzgó por radio Mitre que la cúpula de la CGT ‘tiene que bancar un paro entre dientes‘ no por convicción, sino presionado por los disturbios que, en la marcha de casi dos semanas atrás, generaron manifestantes vinculados con el kirchnerismo, que pedían a los 
gritos que se pusiera fecha a la huelga.


‘Hay un discurso en lo público que es un seguidismo en las encuestas, es el twitter, que lleva a la oposición a apoyar un paro que todos saben que es irracional‘, disparó el líder radical. Añadió que eso lo ‘saben hasta 
los propios miembros del triunvirato de la CGT que, en privado lo dicen, pero en público, después de lo que pasó en el palco, tienen que bancar un paro aun entre dientes‘. ‘Ellos mismos, los de la GGT, lo reconocen en privado‘, insistió.


Sanz exhortó a toda la dirigencia, principalmente a los empresarios, a tener un ‘gesto patriótico‘. ‘A un empresario nacional le pido compromiso patriótico y no que le estén corriendo el arco al Gobierno‘, enfatizó.


‘Hace cinco años le ponían Néstor Kirchner a todo, a una escuela. Ahora, algún legislador del kirchnerismo tendría que proponer ponerle Néstor Kirchner a la cárcel de Ezeiza. Lázaro Báez, José López, Ricardo Jaime, César Milani. La verdad es que coparon la penitenciaría. Le podrían poner Néstor Kirchner porque sería un emblema. Eso significa que la Justicia, de algún modo en ese nivel de funcionarios ha actuado‘, sentenció Sanz. DyN y Télam