El barrio porteño de Villa Devoto se vio alterado esta madrugada por el derrumbe de una concesionaria de autos ubicada en el cruce de las avenidas San Martín y General Paz, en el límite entre la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

 

Por causas que, hasta el momento, se desconocen parte de la estructura de dos plantas de la empresa Collins Automotores, que comercializa autos 0km de la marca Chevrolet, cedió y provocó serios daños materiales en el local y afectó a una decena de vehículos que estaban estacionados en su interior.