El impacto político por el freno a las elecciones de gobernador y vice de las provincias de San Juan y Tucumán atravesó ayer el primer informe de Agustín Rossi en el Senado, aunque el tema no estaba en la agenda previa del jefe de Gabinete. "Si no se desarma el partido judicial es imposible gobernar", advirtió Rossi en la sesión que abrió la presidenta de ese cuerpo, la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

En su presentación, Rossi cuestionó en el Senado el desempeño de la Corte Suprema de Justicia al asegurar que forma parte del "partido judicial" que "persigue" a dirigentes políticos en la Argentina, y advirtió que "en algún momento hay que desarmar este poder" porque "de lo contrario es imposible gobernar".

"En la Argentina hay un suprapoder o poder paralelo que no tiene legitimidad democrática pero condiciona la vida democrática de los argentinos", declaró Rossi.

El funcionario denunció que "el partido judicial se mete en la autonomía de las provincias", en alusión a las resoluciones del máximo tribunal que suspendieron las elecciones a gobernador y vice en Tucumán y San Juan, y acusó a sus miembros de formar parte de "la campaña de persecución" contra la vicepresidenta con "un fallo proscriptivo" por la "causa Vialidad". Para Rossi, "nadie puede asegurar que lo que hicieron con las elecciones (en provincias) no lo hubiesen hecho en el caso potencial de Cristina que nunca dijo que iba a ser candidata o no".

En una exposición de media hora ante un recinto en el que no estuvo presente la mitad de los senadores, Rossi definió al que llamó "partido judicial" como "una serie de fiscales y jueces que han cooptado gran parte del funcionamiento de Poder Judicial y actúan como partido. No imparten justicia, no están imbuidos de derechos" sino que "persiguen otros objetivos".

"Los miembros de la Corte son parte de ese partido judicial sin ninguna duda", destacó el jefe de Gabinete, y consideró que el Poder Judicial en el país "es un poder que no funciona" ya que tiene bajos niveles de "credibilidad".

En el inicio de la sesión, la vicepresidenta mantuvo un cruce con el senador de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, que siguió fuera de micrófono y en el que intercambiaron chicanas sobre la economía.

El legislador porteño recriminó la falta de quorum en el inicio de la sesión (había menos de 36 senadores de 72), a los que la presidenta de la Cámara alta respondió: "Senador, ya debería haber aprendido que no hace falta el quorum para este tipo de sesiones".

Fuera de micrófono, el cruce de chicanas continuó cuando el senador le respondió: "Deberían haber aprendido de economía también", a lo que Fernández de Kirchner contestó: "Me enseñaste vos con la 125 (la resolución por las retenciones agropecuarias creada por Lousteau cuando era ministro de Economía en 2008, en el Gobierno de CFK)".

Luego de la exposición del jefe de Gabinete, en la que repasó las medidas económicas de la administración del presidente Alberto Fernández, comenzaron las preguntas de los senadores de la oposición. La senadora por Córdoba, Alejandra Vigo, por ejemplo, pidió precisiones sobre leyes que competen a las provincias, mientras que Lousteau volvió a cuestionar la quita de fondos de coparticipación a la ciudad de Buenos Aires.

Expectativa por inflación de abril

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informará hoy la variación que registró el índice de precios (IPC) al consumidor en abril, luego de que marzo cerrara con un alza del 7,7%.

Según las consultoras que participan en el relevamiento de Expectativas del Mercado que realiza el Banco Central, la inflación de abril rondó el 7,5%. Además, calcularon que la inflación para todo el año se ubicará en tono al 126,4%, lo que representó un alza de 16,4 puntos respecto a las proyecciones formuladas en la encuesta de marzo pasado. La Dirección General de Estadística y Censos porteña informó que la inflación en la ciudad de Buenos Aires fue en abril de 7,8%, con un incremento de 110,4% en la medición interanual.