Horas de tensión se vivieron en la patagonia argentina. El Gobierno nacional desplegó ayer fuerzas federales en la zona de Villa Mascardi, en Río Negro, donde en las últimas semanas se detectaron disturbios con grupos que se autodenominan mapuches.

El despliegue de fuerzas federales se realizó el mismo día que el Ministerio de Seguridad creó el Comando Unificado de Seguridad Mascardi, conformado por la Policía Federal Argentina, la Gendarmería nacional, la Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria, según una resolución publicada en el Boletín Oficial.

El Comando Unificado desplegó ayer un operativo de desalojo con 250 uniformados de fuerzas federales y provinciales, tras cortar la ruta nacional 40. Se realizaron unas 12 detenciones.

El comando tiene como fin "la prevención de episodios de violencia que hasta el momento habían sido conjurados mediante la implementación del puesto de la Gendarmería' que sufrió un atentado el 26 de septiembre pasado.

En esa fecha, un grupo de encapuchados incendió un puesto móvil de vigilancia de Gendarmería en Mascardi.

El despliegue. Al lugar del conflicto arribaron vehículos de comunicación, retenes móviles, carros hidrantes, camionetas y un camión antitumultos.

El Juzgado Federal de Bariloche y la Fiscalía Federal de Bariloche (municipio al que pertenece Mascardi) indicaron que esos hechos fueron protagonizados por miembros de la comunidad autodenominada "Lof Lafken Winkul Mapu", y que los atacantes -con sus rostros cubiertos- habrían empleado armas de fuego.

La Fiscalía Federal de Bariloche imputó por esos hechos a los miembros de "Lof Lafken Winkul Mapu" indicando que esa comunidad se encontraría ilegalmente asentada en los predios contiguos a la Ruta Nacional 40 y que, tales asentamientos se corresponderían con usurpaciones violentas.

De las 12 detenciones en el operativo de ayer, metieron presas a cinco mujeres que estaban cuidando las casas tomadas, y a 5 menores de edad. Los cinco niños que se encontraban con las mujeres fueron trasladados a la Secretaría Nacional de Niñez.

Los integrantes de Lafken Winkul Mapu siempre han querido avanzar sobre propiedades públicas y privadas de todo el paraje turístico.

"Esta es nuestra lucha territorial, venimos a reivindicar la presencia de nuestros antepasados" aseguran los encapuchados, cuya presencia histórica no está documentada y su funcionamiento no es avalado por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

Según trascendió, una de las detenidas es Betiana Colhuan (21), autoridad espiritual de la comunidad. La comunidad ingresó por primera vez a Mascardi en noviembre de 2017 y a partir de entonces ha ido extendiendo la usurpación. Se computan decenas de hechos de violencia en esta zona.

Colhuan, que tenía entonces 16 años, aseguró que el newen del lugar (energía) le había indicado que se trataba de un espacio sagrado.

El 25 de noviembre de ese año, la Justicia ordenó un desalojo. En este contexto murió Rafael Nahuel (22) durante un enfrentamiento con Prefectura.

"No ha habido represión, ni siquiera un rasguño. Las detenidas se encuentran en perfecto estado, incluyendo a la señora que cursa un embarazo", señaló el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. Hubo agresiones con piedras y fuego. Los efectivos ayer se abrieron paso con bombas de estruendo y gases lacrimógenos. Los miembros federales ingresaron con sus escopetas con balas de goma y lanzaron gases. En el lugar se escucharon disparos con arma de fuego por parte de los usurpadores, dijeron testigos.

En la ruta

Cerca de las 6 de la mañana se inició el operativo con el corte de la ruta 40 para 'evitar que el tránsito entorpezca el operativo y para resguardar al resto de las personas', informaron fuentes policiales. El operativo estuvo comandado por la Policía Federal.