El rabino Sergio Bergman, flamante secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, tuvo una fuerte discusión con el actor kirchnerista Jean Pierre Noher, quien lo acusó de "hacer lo mismo que hacía el nazismo" y hasta lo tildó de actuar como "Goebbels", director de propaganda de Adolf Hitler.

 

Durante la entrevista que Mauro Viale le hacía al rabino en el programa "Mauro, la Pura Verdad" (América y A24), el actor pidió interrumpirlo para cuestionar sus dichos. "Cuando vos decís 'grupo' y encasillás, es lo mismo que hacía el nazismo. Todos los días acusaban a un judío de ladrón, de violador, de corrupto. Eso es lo que hacía el nazismo, desde que Hitler lo escribió hasta que murieron 6 millones de personas. Eso es lo que están haciendo todos los días en los medios", comenzó Noher, uno de los artistas afines al Gobierno kirchnerista, ante el silencio de Bergman.

 

Sin embargo, sus acusaciones fueron subiendo de tono. "Ya nadie les cree, es todo un desastre. ¿Qué estuviste haciendo estos dos años? ¿Qué hizo? ¿Estaba en qué ministerio? Por favor, es Rosh Hashaná, un poco de verdad, un poco de amplitud", continuó Noher, quien luego recitó una bendición en hebreo, en un tono de burla.

 

Fue entonces que Mauro Viale le cedió la palabra al rabino. "Me interrumpiste e hiciste algo que era... era para intercambiar con respeto. Te puedo aceptar cualquier cosa que vos tenés para plantearme, pero cruzaste un límite inaceptable", replicó Bergman, mientras Noher lo gozaba con tono irónico: "Te pido perdón, rab, te pido perdón".

 

 

De todas formas, Bergman se defendió y le respondió: "Sos un irrespetuoso de las 6 millones de víctimas que querés utilizar para discutir conmigo sobre política argentina".

 

"Hacen lo mismo que Goebbels, lo mismo", comparó el actor, al tiempo que Mauro Viale intentaba frenarlo para que el funcionario pudiera hablar. 

 

Bergman le dijo que no "tiene derecho" de utilizar la Shoá para discutir, a lo que el actor subió la apuesta: "Tengo todo el derecho. Mis abuelos murieron en Auschwitz. Mi papá escapó de un campo de concentración a los 13 años".

 

"Es inadmisible, vergonzoso y ofensivo", lo calificó Bergman, como para cerrar la discusión.