Cambio de lógica. Lucas Delfino (a la derecha, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña) dijo que ‘hay que romper la lógica por la que se premiaba a los peores’.

 

El Gobierno nacional de Mauricio Macri tiene previsto lanzar el mes próximo un ranking de municipios teniendo en cuenta varios parámetros vinculados a la gestión y premiar a fin de año a los 50 ‘más eficientes‘ de todo el país, en una medida que busca incentivar a los jefes comunales para mejorar el nivel de ejecución de obras y calibrar el gasto público de cara al año electoral.


Según anticiparon a la agencia oficial de noticias Télam fuentes del Ministerio del Interior, la idea es estimular a los intendentes a mejorar la administración y exhibir a quienes obtengan ‘los mejores indicadores en situación fiscal, porcentaje de obras destinado en el presupuesto, nivel de ejecución y cantidad de empleados‘, entre otros posibles parámetros.


Si bien la fecha no está aún definida, el proyecto -en el que está trabajando el subsecretario de Asuntos Municipales, Lucas Delfino, con el aval del ministro Rogelio Frigerio- será presentado formalmente ‘en mes o mes y medio‘.


La idea oficial es ‘darles premio a los buenos gestores con más obras y fondos, e incentivar a los otros a que sigan el ejemplo, y también que la plata no se vaya en explotar las plantas de personal municipal por el año electoral‘.
El ranking es una más de las innovaciones que busca el oficialismo para acelerar la ejecución de las obras públicas que durante el primer semestre de 2016 sufrieron una fuerte parálisis -que desde Cambiemos recuerdan que comenzó con el ‘frenazo‘ dispuesto por el gobierno kirchnerista en agosto de 2015- que aún se sigue sintiendo en la economía.


Pero la idea de premiar a los buenos administradores también tiene origen en que buena parte de los jefes comunales de Cambiemos en todo el país son nuevos, con poca o nula experiencia de gestión, y de hecho varios debieron ser asistidos con funcionarios técnicos de origen porteño (como el caso del quilmeño Martiniano Molina o del marplantense Carlos Arroyo).


El anuncio del ranking de los 50 busca hacer evidente así la intención oficial por ‘eficientizar‘ el gasto, minimizar el déficit y canalizarlo lo máximo posible a obras. Se espera que los 50 más eficientes sean beneficiados con fondos y proyectos provenientes de Nación, según medios nacionales.


Dado que no es una auditoría ni una inspección, creen que no será obligatorio para los jefes comunales, sino que el Gobierno abrirá la invitación y participarán todos los municipios que así lo deseen. El único requisito es que tengan más de 50 mil habitantes. Por un lado, para achicar el rango (hay más de 2.300 municipios en el país) y por otro para que el Gobierno se garantice que sean ciudades que, si son premiadas, tengan la capacidad de llevar adelante los trabajos.