En las últimas horas la ciudad de Arrecifes, ubicada al norte de la provincia de Buenos Aires, entró en lo que el intendente llamó una “fase 5 con semáforo amarillo”, luego de que una tarotista diera positivo para coronavirus y tuvieran que aislar a 200 personas.

Según informó el periodista local Mario Zaccaria, en diálogo con TN, el brote comenzó en la vecina ciudad de Capitán Sarmiento, ubicada a unos 30 kilómetros, en una granja de pollo. Uno de los trabajadores se contagió y al volver a  Arrecifes le transmitió el virus a su hermana, que a la vez compartió un viaje en remis con una tarotista.

Esta última contagió el virus a al menos una persona, que dio positivo, y estuvo en contacto con unas 200, que tuvieron que ser aisladas por precaución.

En tanto que el intendente de la ciudad, Javier Olaeta, dio una conferencia de prensa en la que anunció: “Hemos decidido suspender por 15 días las reuniones sociales y extrafamiliares. Seguimos apelando al mayor esfuerzo por parte de los vecinos”.

Esto significa que, de acuerdo a la directiva impulsada desde el gobierno bonaerense que habilita  a cada partido a subir o bajar de fase según su realidad, Arrecifes seguirá en la fase 5 “pero con semáforo amarillo”. Seguirán abiertos los comercios, se podrá salir a la calle, estará permitido hacer ejercicio al aire libre, pero no se podrán hacer reuniones con personas con las que no se conviva.