Con Bullrich. Garavano acompañó ayer a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en la VI Reunión Nacional del Consejo de Seguridad Interior.

 

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, aseguró que plantean ‘la posibilidad de reducir la imputabilidad a partir de los 14 años para delitos graves o gravísimos, en los casos de homicidios y violaciones’.


Garavano mantuvo una apretada agenda en Mendoza, donde encabezó el acto de apertura de la Especialización y Maestría en Magistratura y Gestión Judicial, y acompañó ayer a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en la VI Reunión Nacional del Consejo de Seguridad Interior.


El titular de la cartera de Justicia, en diálogo con la agencia oficial de noticias Télam, aseguró: ‘Estamos planteando la posibilidad de reducir la imputabilidad a partir de los 14 años para delitos graves o gravísimos, en los casos de homicidios y violaciones. Y probablemente, para la franja de 15 años, para otros delitos como robo con armas, para hacer una progresión en términos de la evolución dentro del delito, que se permita la investigación de estos procesos‘.


En ese sentido, aseguró que ‘es necesario generar un ajuste en la edad para que jóvenes que cometen un homicidio asuman la responsabilidad, claramente de modo distinto que lo debiera asumir un adulto‘.


El Gobierno ya tiene avanzada la redacción de un proyecto de nueva Ley Penal Juvenil para enviarla al Congreso en el que insistirá con su idea original de rebajar la edad de imputabilidad penal de 16 a 14 años, aunque sólo para los delitos ‘gravísimos‘ contra la vida, la integridad sexual, como también secuestros extorsivos.


La iniciativa incluirá la aplicación de penalidades máximas de entre ocho y diez años de privación de la libertad para los menores hallados culpables de dichos delitos pero también una amplia gama de medidas alternativas sin restricciones a la libre circulación para delitos menores.


‘Solo en los casos muy graves se prevé el encierro pero dentro de un sistema muy especializado. Esa escala de penas cumple además con la Convención de los Derechos del Niño, de que los menores no pueden tener ni condenas a prisión perpetua ni las mismas penas que los adultos‘, anticipó a Télam el secretario de Política Criminal, Martín Casares. Según el funcionario, ‘en los próximos meses vamos a enviar el proyecto al Parlamento. Estamos ajustando detalles‘. Una de las posibles novedades sería la creación de un sistema de tutorías en la que esos jóvenes tengan asignados un responsable de su legajo, con equipos interdisciplinario de seguimiento.