Para frenar el avance del dólar y la inflación, el Banco Central volvió ayer a subir las tasas de interés. El jueves 20 de abril la entidad ya la había subido del 78% al 81% y ayer la volvió a aumentar, para dejarla en 91%.

La semana pasada, el titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Pesce, había recibido críticas de especialistas que consideraban insuficiente subir las tasas de 78% a 81%, en un país donde la inflación avanza sin descanso, paralelamente a la escalada del dólar blue.

En el mercado marginal, la divisa norteamericana llegó a superar en la semana los 500 pesos en algunos puntos de Argentina, aunque ayer bajó 1,48% y cerró en $467.

"Simultáneamente y en pos de impulsar el ahorro en pesos, el BCRA elevó la tasa de interés mínima garantizada y triplicó el monto imponible sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 91% anual para las imposiciones a 30 días hasta 30 millones de pesos (141% de tasa efectiva anual)", detalló la autoridad monetaria en un comunicado. El monto máximo de los plazos fijos minoristas se elevó de $10 millones a $30 millones.

El directorio del BCRA dispuso elevar en 1.000 puntos básicos la tasa de política monetaria y, de esa forma, la tasa de interés nominal anual que pagan los plazos fijos a 30 días sube a 91% para las colocaciones de hasta $30 millones.

Con este nuevo incremento, la tasa de interés de referencia superó el máximo alcanzado durante el gobierno de Mauricio Macri. En septiembre de 2019, tras la fuerte disparada del dólar ocurrida después de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), el BCRA había llevado la tasa de interés al 86% nominal. Con la suba de ayer, ese récord fue superado y la tasa de los títulos emitidos por el Banco Central es la más alta en 20 años, superada únicamente por los registros de comienzos de 2002, en la salida de la convertibilidad.

Con estas nuevas tasas, si un ahorrista invierte 100.000 pesos en un plazo fijo por 30 días ganará 7.600 pesos en el mes. Si el depositante que invirtió 100.000 vuelve a reinvertir el capital y los intereses todos los meses durante un año ganará 141.000 pesos.

Para ganar unos $100.000 por mes, serán necesario $1,4 millones. De esta forma, si la tasa permaneciera estable los próximos 365 días, al cabo de un año, el inversor ganaría más de $1,2 millones. Eso tomando sólo el capital inicial de $1,4 millones. Si, en cambio, se reinvirtiera cada mes capital más intereses, con estas mismas variables sin cambio, en 12 meses, la ganancia alcanzaría casi los $2 millones.

Analistas privados proyectan una escalada inflacionaria del orden del 120% para 2023, con un peso informal que acumula una caída en torno al 30% en el transcurso del año.

"Los parches (del BCRA) pueden servir y calmar, pero como horizonte de que vamos hacia algo. El problema de fondo es el fiscal, con receta difícil de aplicar (desde el Gobierno) en un año electoral", dijo el analista Leonardo Chialva.

Los argentinos acudirán a las urnas en elecciones primarias en agosto y generales en octubre para elegir a un nuevo presidente, quien asumirá en diciembre. Una tasa real positiva es uno de los puntos convenidos entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un último acuerdo.

"La decisión de la autoridad monetaria se basa en el objetivo de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y de actuar para preservar la estabilidad monetaria y financiera", aseguró el Banco Central en un comunicado.

En ese sentido, la entidad que preside Miguel Pesce aseguró que "continuará monitoreando la evolución del nivel general de precios, la dinámica del mercado financiero y de cambios y de los agregados monetarios a los efectos de calibrar su política de tasas".

¿Y la deuda?

Si el Banco Central sube la tasa, puede aportar a contener la inflación y a que los ahorristas se queden en pesos; pero al mismo tiempo, una tasa más alta implica encarecer su propia deuda, a través de las Leliq y los pases, sus pasivos remunerados.

"Apretemos a empresarios"

El secretario de Economía Social y referente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, dijo que Sergio Massa pidió "que después de que se calme el dólar apretemos a los empresarios para que retrotraigan aumentos desmedidos".