Con renovadas duras críticas al juez de primera instancia Norberto Oyarbide, la Cámara Federal porteña liberó ayer al gremialista bancario Juan José Zanola, tras dos años de prisión en la causa por la llamada "mafia de los medicamentos", pero recién saldrá cuando deposite 700 mil pesos de fianza.

El fallo también ordenó la libertad de la mujer de Zanola y ex directiva del Policlínico Bancario (POBA), la sanjuanina Paula Aballay; su segunda en el POBA, Susana Fionna; el dueño de la droguería "San Javier", Néstor Lorenzo, y el empresario Esteban Ibar Pérez Corradi, con pedido de extradición de Estados Unidos.

Oyarbide fijó una caución de 700 mil pesos a Lorenzo, de 300 mil para Aballay y 300 mil para Fionna y de 100 mil a Pérez Corradi.

SALUDO AMIGO

Zanola fue reivindicado ayer por el jefe de la CGT, Hugo Moyano, durante el acto de los camioneros en Huracán: "Con toda justicia, porque no hay nada que compruebe lo contrario, ha quedado en libertad el compañero Zanola", enfatizó.

Sin embrago pese a la medida de la Cámara, ninguno de los acusados quedó ayer en libertad, ya que los montos se impusieron fuera de horario judicial para hacer depósitos, por lo que se podrían concretar hoy. En este sentido, allegados a la defensa de Zanola confiaron a DyN que el sindicalista no cuenta con ese dinero, por lo que buscará entre familiares y amigos recaudar los 700 mil pesos. En tanto, también apelarán a la Cámara el monto, al tiempo que analizaban presentar alguna propiedad como caución.