Señor director:  


Entre las diversas situaciones que se están dando ahora en el mundo, si hay un fenómeno que define este momento histórico es el de las migraciones. Así lo planteaba el Papa Francisco en el mensaje que dio para la "Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado". La iglesia católica la celebró con la mirada puesta en los menores, que conforman la mitad de las 250 millones de personas, aproximadamente, que se han visto obligadas a escapar de la miseria o la guerra. 


Continuamente apela Francisco a las sociedades de acogida para que sean más sensibles a la situación de los inmigrantes y refugiados. Pero el grupo más vulnerable es con diferencia el de los menores, expuestos a acabar en redes mafiosas, reclutados como soldados o prostituidos.