Señor director:


Hay que detener a los conspiradores de la democracia, sea cual fuere su nombre y espacio político. Promueven la violencia callejera como en la década de 1970. Quieren gobernar de prepo, luego de 12 años en que destruyeron el país y lo saquearon, según la Justicia. Los Derechos Humanos sólo sirven para proteger a políticos que buscan fueros para salvarse de la cárcel, lo mismo que a militantes políticos de cierta ideología.