La Colaboración y Asistencia Técnica que brinda Cedyat tiene como finalidad propender al mejor funcionamiento y modernización de los métodos operativos del organismo, así como también contribuir al cumplimiento de su misión y funciones al servicio de la ciudadanía. Hoy en día, lograr y mantener la eficacia en las organizaciones requiere capacidades de muchos profesionales, no sólo de un empleado en particular. Por ello, esta forma de trabajar, es la más recurrida en los países que han logrado avanzar en la modernización de sus aparatos estatales. Está basada en la cooperación de una Asociación Civil como Cedyat, habilitada por el Poder Ejecutivo Nacional como Unidad de Vinculación Tecnológica Ley 23.877, en la que todos los participantes aportan conocimientos, y son responsables de las metas comunes.


La gestión de los proyectos innovadores y firmar un "convenio de colaboración", puede ser una acertada decisión a la hora de complementar las capacidades. 


Los convenios nacen como una necesidad de tener relaciones de complementariedad para lograr retos que no se alcanzarían individualmente. Se origina también de la idea de agilizar y mejorar algunas condiciones que obstaculizan el desarrollo de tareas diarias y la consecución de objetivos en las organizaciones. 


Cuando se trabaja en equipo, se aúnan las aptitudes de los miembros y se potencian sus esfuerzos, disminuye el tiempo invertido en las actividades y aumenta la eficacia de los resultados. 


La trayectoria del Cedyat avala con sus equipos profesionales un real aporte para consolidar la democracia, facilitar el debate de las políticas públicas, hacer efectivas las recomendaciones del Código Iberoamericano de Buen Gobierno (Montevideo, Uruguay, 23 de junio de 2006) y de las Cartas aprobadas por los jefes de Estado de gobiernos iberoamericanos. Esto con el objetivo de promover la equidad, dignificar el empleo público y asegurar los beneficios de una administración de calidad. 


Los roles del trabajo en equipo es la clave de los Convenios de Colaboración que se firman con Cedyat. Y se pueden definir por tanto siguiendo el esquema de las "5C del Cedyat": complementariedad, comunicación, coordinación, confianza, compromiso.


Por otra parte, Argentina ha ingresado en un proceso modernizar el Estado, así como su dinamismo y flexibilidad, ha provocado que muchas provincias y municipios de todo el país hayan tenido que replantearse sus estrategias internas y formas de trabajo de cara a una ciudadanía cada vez más exigente con el sector público.


Para que la gestión digital funcione, se requiere de una infraestructura que la haga posible, como la que posee el Cedyat en sus instalaciones. Tal Infraestructura Digital cuenta con un conjunto de hardware, software, bases de datos, redes, procedimientos y obligaciones legales, que permite avanzar hacia un sector público acorde al siglo XXI.


Cedyat cuenta con una importante trayectoria en el proceso de digitalización de documentos, porque es la solución a este problema del Sector Público para hacer más ágil y accesible el acceso a la información. Trabajamos con planes específicos hacia una administración pública digital, sin papeles, para hacer más eficiente la gestión, cuidar el medio ambiente, ahorrar costos a los ciudadanos y al Estado.

 


Por  Fabián Ruocco
Presidente de Cedyat.